El irresistibe encanto de un peto vaquero en la Huerta de San Vicente

  • Comienza una nueva edición de 'Poesía para empezar', que llevará las artes que cultivó García Lorca a más de 2.000 niños

Los Cantajuegos se han metido en todos los hogares con niños pequeños cantando las canciones de siempre y con un simple peto vaquero con una camiseta debajo. Pero, desde 1998, la Huerta de San Vicente acoge a otros protagonistas con la misma indumentaria pero con todo un proyecto educativo detrás en torno a la música, la literatura y la pintura. Los niños del CEIP Andrés Segovia y del Juan XXIII de Cartuja fueron ayer los primeros protagonistas de la nueva edición de Poesía para empezar, un proyecto concebido para escolares de entre 5 y 7 años que en esta edición contará con la participación de 20 centros educativos de Granada y de 2.000 niños. La iniciativa consiste en la introducción, a modo de juego, en las cuatro disciplinas artísticas que cultivó Federico García Lorca: la poesía, el teatro, la música y las artes plásticas. "A estas edades los niños son esponjas y bata con mirarles a la cara para ver cómo siguen las explicaciones y cómo se integran en las actividades", explicó ayer en la presentación Manuel Jiménez, director de la Huerta de San Vicente, que estuvo acompañado por el concejal de Cultura, Juan García Montero y por el edil de Educación, Consumo y Empleo, Jorge Saavedra.

Poesía para empezar, que a lo largo de estos años ha congregado a más de 40.000 escolares, tiene este año a la luna como leit-motiv "por su evidente conexión con el mundo lorquiano", según señaló García Montero.

Los talleres está dirigidos por especialistas en cada materia y supone el encuentro de los niños con la casa granadina donde Federico García Lorca vivió y escribió parte de su obra. Al final, cada grupo hace una exposición al resto de alumnos del trabajo realizado. El argumento de la función final, de cinco minutos de duración y que este año será grabada en vídeo, lo proporcionará el aprendizaje adquirido en los diferentes talleres, con banda sonora en vivo a cargo de los propios niños y un recital de poemas. Así que los escolares 'viajarán' a la luna, bajo la dirección de sus monitores, como actores, pintores, músicos y poetas. Por último, cada participante se lleva una antología poética y un cuaderno para dibujar. "Queremos que la ciudad de Granada y su rico patrimonio nos sirva para educar y para hacer a nuestros niños más cultos", dijo Jorge Saavedra, que subrayó la importancia de que los niños conozcan la Huerta de San Vicente más allá de la zona de columpios.

En los próximos días, los protagonistas de este viaje lorquiano serán los colegios Dulce Nombre de María (Escolapios), Reyes Católicos, La Presentación, Jardín de la Reina, Victoria Eugenia, Andrés Segovia, Juan XXXIII de Cartuja, Carmen Sallés, Mulhacén, Juan XXXIII del Zaidín, Virgen de Gracia, Alcazaba, Virgen de las Nieves, Los Cármenes, Sierra Nevada, Eugenia de Montijo, Profesor Tierno Galván, Santa Cristina, Juan XXXIII de La Chana y Ciudad de los Niños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios