Las luces bohemias de Álvarez-Novoa

  • El actor, experto en Valle-Inclán, hace un recorrido en imágenes por una de las obras cumbre de Ramón del autor con una conferencia en el Palacio de la Madraza

El actor, director escénico y profesor Carlos Álvarez-Novoa visitó ayer la ciudad para un encuentro intelectual celebrado en La Madraza. Bajo el título La noche de Max Estrella, el intérprete hizo un recorrido ficticio, a través de una serie de montajes fotográficos, por los escenarios en los que se hubiera acontecido Luces de Bohemia, una de las piezas más representativas del teatro español, escrita por Valle-Inclán, en el caso en que la historia se hubiese desarrollado de forma real.

"Con Luces de Bohemia tengo una relación especial. Hice mi tesis sobre ella y la he representado en el teatro. Max Estrella es el personaje que más me ha marcado", dic e el actor, que define este escrito de Valle Inclán como "una obra fundamental de la literatura española por su actualidad y teatralidad", explica resaltando la figura del dramaturgo gallego, del que considera hizo "una renovación teatral que de alguna manera adelanta el teatro de autores más contemporáneos como podría ser Bertolt Brecht". La ya citada obra de Valle-Inclán hace una férrea crítica a la sociedad del siglo XX, la cual podría ser extrapolable a hoy en día, pues según Álvarez, es un texto que crítica muchos aspectos que siguen estando vigentes en nuestro tiempo.

Respecto a los datos ofrecidos por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) el pasado 2013, donde los españoles de entre 16 y 65 años quedaron en el puesto 22 de la lista (solo por delante de Italia) en comprensión lectora, dice estar "sorprendido". "Creo que es un problema grave. Estamos viviendo en una época en la que hay un menosprecio por la cultura en todos los ámbitos. Si no se respeta la cultura y pasa a ser entendida como un mero entretenimiento, esto provocará un deterioro general", afirma Carlos Álvarez-Novoa, en cuya trayectoria se incluye haber sido profesor de Literatura de Bachillerato hasta finales de los ochenta, fecha desde la que dice estar "muy desvinculado con el tema de la enseñanza".

La película Solas (1999), dirigida por Benito Zambrano, le proporcionó una agradable entrada en el mundo del séptimo arte, siendo galardonado con el premio a mejor actor revelación en la XIV edición de los Premios Goya. El actor la define como "una película modesta que quedará en la historia del cine", reconociendo que "fue una oportunidad que me benefició, ya que desde entonces no he parado de trabajar para él", refiriéndose al sector. Respecto a la adaptación teatral del film, llevada a cabo en 2005 por Antonio Onetti, en la que interpreta el mismo papel de vecino viudo, afirma que "también fue una experiencia. El teatro me dio la oportunidad de disfrutar del personaje durante un año y descubrir cosas nuevas sobre él en cada representación", concluyendo muy convencido que a la pregunta de si cine o teatro responde que "cine y teatro".

El actor confirma que a partir de la próxima semana colaborará en un proyecto cinematográfico sobre Juan Ramón Jiménez dirigido por Antonio Gonzalo (Una pasión singular; 2003), al que le seguirá el rodaje, en julio, de La novia, una adaptación de la obra Bodas de sangre de Federico García Lorca llevada a cabo por Paula Ortiz, con quien el actor repite experiencia tras haber trabajado en De tu ventana a la mía y que contará con actrices de la talla de Inma Cuesta y Asier Etxeandía.

El encuentro, que se clausuró con un coloquio abierto al público, fue organizado por la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Consejería de Educación y el Centro de Documentación de las Artes Escénicas de Andalucía, en colaboración con el Teatro Alhambra y el Aula de Artes Escénicas de la Universidad de Granada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios