'El manifiesto desastre' destapa el universo oscuro de Nacho Vegas

  • El rockero asturiano afronta la madurez con las "voces propias" de su cuarto disco

El cantautor rockero asturiano Nacho Vegas presentará en directo por toda España a partir del próximo enero su cuarto disco, El manifiesto desastre, una serie de canciones que surgen de sus vivencias ya que, como afirma, para componer convierte "lo particular en universal".

El manifiesto desastre (Limbo Starr) incluye piezas fieles a su estilo, con guiños al country, el glam o incluso la ranchera, como Dry Martini SA, Lole y Bolan, Morir o matar, El tercer día, Crujidos, En lugar del amor o Nuevas mañanas, una versión de Anyhow, I love you, de Guy Clark, un disco que "empieza con un hallazgo y acaba con una pérdida o un punto de partida".

Canciones como Actos inexplicables, Cajas de música difíciles de parar o Desaparezca aquí hacen que el gijonés piense que se encuentra ante su obra de madurez, una palabra que le da miedo pese a que "con 34 años se ven las cosas de otra manera que con 25", y, pese a que reconoce que ha cambiado su mirada sobre las cosas y que se cuestiona mucho más todo, aún se considera "un niñato".

Musicalmente, se mantiene en el rock porque es el lenguaje con el que mejor se expresa por ser "bastardo y con influencias", admite que "busca una voz propia y hacer algo que nadie haga igual", y recuerda que las canciones surgen "de momentos extremos" de su propia vida, como los dos últimos años, "convulsos" y en los que ha habido "pérdidas, idas y venidas".

Es por ello por lo que sus textos son muy explícitos, especialmente en Morir o matar, Dry Martini SA o Mondúber, donde Nacho Vegas afirma que siempre parte de su vida y de lo que le rodea para componer, pero luego introduce una parte de ficción al escribir.

"En una canción lo importante es buscar la verdad y luego, a veces tiene que ver con la realidad, y a veces con la ficción", arguye Vegas, que al componer "echa fuera" de su interior sus demonios, pero transformados en segunda o en tercera persona porque convierte "lo particular en universal".

Nacho Vegas arranca el próximo 23 de enero en Valladolid la gira de presentación de El manifiesto desastre, que también pasará por Gijón (día 24), el Auditorio de Barcelona (día 29), Zaragoza (día 30), Madrid (en la Joy Eslava, día 31), León (18 y 19 de febrero), Ponferrada (día 20), el Let's Festival de L'Hospitalet de Llobregat (día 27), Burgos (13 de marzo), Bilbao (día 14) y Granada (28 de marzo), entre los conciertos confirmados.

Estará acompañado por su nueva banda, integrada por Xel Pereda -guitarra y banjo-, Abraham Boba -piano-, Manu Molina -batería y percusiones- y Luis Rodríguez -bajo-, a los que se sumarán "un par de coristas", una de ellas Christina Rosenvinge.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios