Exposición El Museo de la Memoria inaugura 'Manchas de luz'

Las mujeres en el Holocausto

  • La muestra recoge los testimonios de diferentes mujeres que sufrieron el genocidio del pueblo judío a través de diecisiete proyecciones y un vídeo artístico de la fotógrafa israelí Michal Rovner

El testimonio en femenino de las víctimas del genocidio nazi se recoge hasta el próximo 30 de mayo en la exposición Manchas de luz. Ser mujer en el holocausto, que exhibirá 17 proyecciones multimedia del Museo Yad Vashem -Autoridad para el Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto-, y un vídeo artístico de la prestigiosa fotógrafa israelí Michal Rovner.

La muestra, que se expone en el Centro Cultural CajaGranada Memoria de Andalucía y que ya ha visitado otros emplazamientos como Dresde o Viena, también permitirá escuchar de fondo la música de la virtuosa violinista Alma Rosé, que dirigió una orquesta femenina en el campo de concentración de Auschwitz.

Se trata de una exposición, organizada en colaboración con el Instituto de Estudios de la Mujer de la Universidad de Granada, intenta revelar la dimensión humana que subyace al relato histórico. De la narrativa total del Holocausto, la exposición se centra en las víctimas judías, y dentro de este contexto, crea un espacio para la singular voz de las mujeres.

Manchas de luz no aborda la temática de la mujer como víctima de los campos de concentración, sino que trata de evidenciar las estrategias de estas mujeres para vivir y para conservar su dignidad como seres humanos, ofreciendo una perspectiva de cuestiones como la feminidad, la alimentación, la amistad, la fe, la maternidad, el amor, la creatividad, el cuidado al prójimo, la vida cotidiana o la resistencia y partisanos. Ofrece, así, el impresionante testimonio de cerca de cincuenta mujeres que, con nombre y apellido, han ofrecido su relato sobre la manera en que vivieron el Holocausto.

De hecho, más de tres millones de mujeres, adolescentes y niñas fueron masacradas durante el Holocausto. La ideología nazi se propuso la aniquilación total de la "raza" judía. Las mujeres, como procreadoras, fueron un objetivo esencial de la destrucción.

La exposición fue presentada ayer por Diego Oliva, director general adjunto de Relaciones Institucionales y Obra Social de CajaGranada; Judith Inbar, directora del Museo Yad Vashem, y comisaria de la exposición; Margarita Sánchez, directora del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer de la Universidad de Granada; y Alicia Ramos, coordinadora en Granada de la exposición.

Manchas de luz. Ser mujer en el Holocausto es posible gracias a la iniciativa del proyecto 'DiGEC. Discriminación, Genocidio y Exterminio Cultural: Un Estudio sobre la Literatura del Holocausto y la Recuperación de la Memoria', del Ministerio de Ciencia e Innovación, y del proyecto CuRe. Cuerpos Re-escritos: dolor y violencia en escritoras y personajes femeninos de la literatura de mujeres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios