Un juez obliga a Odyssey a dar los datos de los tesoros a España

  • Un tribunal de Florida ordena que en el plazo de 14 días los buscadores de barcos hundidos faciliten la localización exacta de los pecios que encontraron

Un juez de Tampa (Florida, Estados Unidos) ordenó ayer a la empresa estadounidense Odyssey Marine Exploration que proporcione al Gobierno español, en el plazo de 14 días, la localización exacta del pecio, su nombre e información sobre la carga o 'tesoro' que encontraron el pasado mes de mayo, dentro de lo que ellos mismos denominaron operación 'Cisne Negro'.

Asimismo, la justicia norteamericana ha atendido las demandas de España respecto a la confidencialidad del caso y ha fijado la fecha del 5 de marzo para que vuelvan a presentarse las partes ante el tribunal y comprobar que la información facilitada por la empresa Odyssey en dicho plazo corresponde a las demandas españolas.

El 18 de mayo de 2007 la empresa norteamericana anunció que había transportado un cargamento de monedas a los Estados Unidos procedente de la operación, 'Cisne Negro'.

La empresa se negó a otorgar ningún tipo de información sobre la identidad del pecio o pecios objeto de esa extracción o de la localización exacta en la que se había producido la denominada operación. El único dato que dio fue que el hallazgo no se había realizado en aguas españolas y que se había hecho, por tanto, en aguas internacionales.

En un comunicado remitido ayer a los medios, el Ministerio de Cultura reiteró que la empresa Odyssey "no ha actuado conforme a la ley" y señaló que "no ha autorizado actividad arqueológica alguna ni sobre aguas jurisdiccionales españolas ni sobre pecios españoles".

Cultura asegura que la primera autorización que el entonces Ministerio de Educación y Cultura otorgó a esta empresa establecía como objeto de la misma el intento de localizar un buque de guerra de pabellón inglés hundido en aguas del estrecho de Gibraltar en el siglo XVII.

En la citada autorización se establecía que en caso de hallazgo de cualquier otro yacimiento arqueológico subacuático, se debería notificar al Ministerio de Educación y Cultura y que en ningún caso se procedería a la extracción de materiales arqueológicos, ya que lo que se estaba autorizando era la exploración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios