La percusión pega fuerte en el Auditorio Falla

  • Un grupo de la OCG ofrece mañana un concierto familiar con peculiares obras

Si hay algo instintivo en el ser humano es su sentido del ritmo y su fascinación por la percusión. Eso es lo que la Orquesta Ciudad de Granada, a través del grupo de percusionistas denominado Entresix está explicando esta semana con el espectáculo Tike Taiko...tam tam (Érase una vez la percusión) dentro de su ciclo de Conciertos Didácticos. Más de 17.000 niños han disfrutado del espectáculo, dedicado a introducir a la infancia en el mundo de las percusiones. Mañana, en el Auditorio Manuel de Falla, se celebrará un concierto familiar en dos sesiones, una a las 12.00 horas y otra a las 18.00 horas.

"La idea de realizar un concierto de este tipo surgió del departamento didáctico de la orquesta", explica Jaume Esteve, percusionista de la OCG y líder de la formación que realiza el espectáculo. "Nos propusieron que hiciéramos un concierto para explicar a los niños cosas interesantes de la percusión y nos pusimos a trabajar".

No es la primera vez que el grupo de percusiones de la OCG, integrado en este caso por Jaume Esteve, Noelia Arco, Carolina Alcaraz y Alejandro Sanz, lleva a cabo una iniciativa de este tipo. Hace unos años ya realizaron otro sobre la historia de la percusión. "En aquella ocasión", recuerda Esteve, "nos disfrazábamos y hacíamos juegos. En este no hay disfraces: nos concentramos en la música solamente. Pero logramos que los chavales se interesen incluso por las obras de John Cage. También escuchan música de Japón o de África".

Tike Taiko...tam tam es un título que viene de alguno de los instrumentos que se utilizan a lo largo del concierto, como el taiko japonés y el tam tam africano, y de la palabra onomatopéyica 'tike' que se pronuncia en una de las obras. El espectáculo tiene su propio argumento que comienza con la obra A los dioses del ritmo de Nebojsa J. Zivkovic, que narra el origen de las percusiones y la forma en que los seres humanos comenzaron usando huesos colgeados contra troncos de árboles para crear ritmos y luego aprendieron a curtir y estirar pieles de animales para hacer parches de tambores. La pieza es una composición para voces y djembé senegalés.

Le sigue una obra curiosa: Living room music ('Música de salón'), de John Cage, en la que los músicos utilizan todos los objetos posibles que puede haber en el salón de una casa cualquiera, desde revistas a bolígrafos, pasando por sillas y mesas.

Tras la pieza, Entresix interpreta Eine Kleine Tischmusic, que los músicos han traducido al castellano como 'A comer' y que está interpretada por un cuarteto de... cucharas de palo. La composición es de Manfred Menke. "Nos gustó esta obra porque en ella no se utilizan instrumentos de percusión clásicos, sino tan sólo cucharas de madera", explica Jaume Esteve. La obra enlaza con la creación de Ney Rosauro Mitos brasileiros (Curupira, Saci Pereré y Mula sem cabeça) sobre ritmos del Brasil, a la que se une otra pieza de similar espíritu Bossanova without instruments, de William Schinstine. La parte final es un regreso a África, con Nagoya marimba, de Steve Reich, para terminar en Japón con la pieza Taiko, de Scott Harding, en la que el grupo emplea este instrumento, una de las percusiones más grandes del mundo.

"La respuesta de los chavales en nuestros conciertos didácticos está siendo tremenda, una verdadera pasada", dice Esteve refiriéndose a la actitud del joven público. "Yo he estado en muchos conciertos didácticos con la OCG y siempre oyes ruidos o los niños no prestan atención. Pero con las percusiones están totalmente enganchados, atentos a todo cuanto sucede. Hay un silencio absoluto. El mundo de las percusiones es lo que más atrae a los niños".

Y para demostrarle a su audiencia que el aprendizado de instrumentos de percusión es posible, Entresix, hace un experimento: invita a subir al escenario a niños de un colegio que están estudiando este tipo de instrumentos para que toquen con ellos. Después de las dos sesiones de concierto familiar que habrá mañana, Entresix volverá a tocar en el Falla los días 29, 30 y 31 de enero y el día 1 de febrero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios