Un poema entre facturas

  • El Festival Internacional de Poesía de Granada repartirá en los buzones de la capital 100.000 postales con el poema 'Mi gata' de la escritora nicaraguense Claribel Alegría

Un poema entre facturas del banco y propaganda diversa. Es la iniciativa del Festival Internacional de Poesía y Correos para repartir 100.000 postales en todos los buzones de la capital con el texto de Mi gata, de Claribel Alegría. Además, el festival que tendrá lugar el 12 al 17 de mayo liberará por toda la ciudad 1.000 libros de poemas y los comercios mezclarán en sus paredes los anuncios de las últimas gangas con los 2.000 carteles con poemas de autores granadinos que se distribuirán entre los tenderos. Por si fuera poco, los autobuses urbanos de Rober llevarán 'tatuada' la palabra poesía en sus cristales y en el interior se podrán leer doce poemas diferentes que serán editados próximamente en un volumen y una serie de 'personas libro' recitarán versos de Ángel González a los paseantes.

"La campaña pretende acercar la poesía a la gente de la calle, a las personas normales, que son las que realmente nos interesan", explican los directores del festival, los poetas Fernando Valverde y Daniel Rodríguez Moya, que cuentan con el asesoramiento de Javier Bozalongo, Álvaro Salvador y José Carlos Rosales. "Es una de las mayores campañas de promoción de la poesía realizada nunca en España", resaltan los poetas.

Respecto al poema escogido para el buzoneo, Mi gata de Claribel Alegría, los directores del festival recuerdan el éxito que tuvo cuando fue leído en público durante la inauguración de la pasada edición. "El poema de Claribel reúne los ingredientes perfectos para contribuir a liberar a la poesía de la imagen de complicada que algunos poetas han conseguido darle con mal criterio", explican Valverde y Rodríguez Moya.

Además de las postales de la capital, este año se amplificará la iniciativa a municipios del cinturón, para lo que la Diputación de Granada ha impreso 20.000 postales adicionales. "Sólo esta campaña de difusión de la poesía costaría más de la mitad de todo el presupuesto que las instituciones y los patrocinadores destinan al festival", aclaran, "pero gracias a la buena disposición de Correos, un año más se puede llevar a cabo, lo que demuestra la sensibilidad de los responsables de este organismo, que apuestan por la poesía y creen que los granadinos agradecerán que, al abrir el buzón, por una vez, en lugar de facturas, encontremos un poema". Y ahora que las cartas de amor han sido desterradas de los buzones, el festival recupera la ya decimonónica tradición de encontrar un retazo de lirismo entre la propaganda y el último plazo del coche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios