La realidad abstracta de José Pedro Garrido

  • l José Pedro Garrido expone una colección de sus obras más recientes en el pub El Convento (Plaza de la Victoria, Almuñécar) hasta el 31 de agosto.

Una puesta de sol, el canto de un pájaro o la sonrisa de un niño son la fuente de inspiración del pintor José Pedro Garrido, para el que el arte es su mejor medio de expresión. Con la intención de acercar al público su mirada más personal, el artista expone estos días en el pub El Convento una colección de una veintena de sus obras más recientes, en las que predominan los colores fuertes y atrevidos, las formas abstractas y la fuerza.

Garrido define sus creaciones como "abstractas" y reconoce que, en ellas, dota de mayor protagonismo a las situaciones cotidianas de las personas, a sus momentos duros, aunque también a sus momentos "suaves" y a todos los sentimientos que se despiertan en las personas a través. "Acrílicos sobre papel, colores sobre la vida", expresa el artista, quien genera una obra viva, con nombre propio, capaz de transmitir "un mal rato, pero también la tranquilidad". Así, para conseguir este fin, Garrido opta por combinar colores puros con formas abstractas. "La vida no es un camino de rosas, no es tan fácil como quisieramos", señala el artista que, con su propuesta, obtiene un resultado de gran fuerza cromática.

Garrido siente el arte "como un instrumento" y, a través de él, plasma sentimientos, vivencias: la propia vida y lo que le rodea. Todo ello le sirve de inspiración. La luz, las texturas y el color son los elementos a través de los que el artista trata de fundir color y forma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios