Francisco Barajas. Poeta y periodista

"Las relaciones cada vez son más difíciles"

  • El escritor presentó ayer su último poemario, 'Lengua de espantapájaros', publicado en Macasar Ediciones La obra trata sobre el amor y el desamor, dos realidades unidas para su autor

Francisco Barajas tiene ya su próxima novela en imprenta, El ciudadano perruno Igor González, que saldrá a la venta en abril, y ayer presentó su último poemario, Lengua de espantapájaros. Y eso que este título aparece sólo un año después de su última "novela larga": Silbando viejas canciones. "Soy una máquina de escribir", reconoce el periodista y escritor, con más de 30 años de textos a sus espaldas.

Con un estilo que él denomina como "prosa poetizada", el escritor recoge sus vivencias más personales y recientes. "En verso libre, sin formalismos", cuenta Barajas, para quien la poesía es "una liberación" frente a los cánones más cerrados del periodismo y otros géneros literarios, como la novela. Así que por esta nueva vía, cuenta "lo que pasa en la vida" pero con muchas más "licencias". "La poesía te da alas, mucha creatividad".

Y esa creatividad la ha plasmado en 59 poemas en los que trata los temas habituales que conocen sus lectores: fundamentalmente el amor y el desamor, lo que para Barajas suponen las dos caras necesariamente unidas de una misma moneda. "Lo ideal es que el amor durase mucho, pero desgraciadamente no es así porque las relaciones humanas cada vez son más difíciles", explica el escritor, para quien la vida y todas sus realidades se rigen por los principios básicos de "nacer, crecer y morir". "Todas las vivencias del hombre son así, no sólo el amor, también la amistad, por ejemplo. Lo único que nunca pasa son los hijos", comenta el autor de Lengua de espantapájaros, padre de cuatro hijos.

Con este título hace referencia a los que no tienen voz, a los que tienen que espantar sólo por su presencia pero no por sus palabras. Este libro es también un intento de darle voz a esos oprimidos, otra de las constantes en su poesía, los temas sociales, de denuncia, aunque en esta etapa la balanza se inclina más hacia las cuestiones amorosas.

En lo que sigue igual de firme es en su rechazo a las "capillas" literarias: "El lector es el árbitro de todo. Ni la crítica, ni los maestros ni las vacas sagradas".

No hay vacas sagradas, pero sí referentes al margen de cualquier moda: Pavese, Bukowski otros "del realismo mal llamado sucio", la Generación del 27 y Vicente Aleixandre.

A pesar de estar afincado en el Valle de Lecrín y de su independencia de los círculos literarios habituales, eso no le ha impedido establecer relaciones de amistad y colaboración con algunos de los más importantes artistas granadinos, como Jesús Conde, que ilustra este último trabajo y con el que ya había colaborado en anteriores ocasiones. "Han contribuido a realzar el libro de forma extraordinaria", cuenta sobre los dibujos realizados por el profesor de Bellas Artes de la Universidad de Granada.

Los dibujos del artista que aparecen insertados en las composiciones poéticas son en su mayoría "mujeres desnudas en el mar", cuenta Barajas, quien dice sentirse fascinado por los océanos.

A pesar de la profusión de sus títulos, el escritor cuenta que ha tardado varios años en escribir este libro, publicado en Macasar Ediciones. "Me gusta escribir los poemas y meterlos en el congelador. Dejarlos descansar y luego volver a reescribirlos. Dejarlos hasta que estoy seguro de que no puedo mejorarlos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios