crónica personal

Pilar Cernuda

Faltón

LO explicó muy bien Soraya Sáenz de Santamaría en Toledo, cuando alguien le comentó, tras el acto de toma de posesión de Cospedal, el rifirrafe que había mantenido horas antes en el Congreso con Rubalcaba, que ya la semana pasada le advirtió que no estaba dispuesto a debatir con ella y ahora le acusa de no trabajar y estar sólo pendiente de su agenda. La agenda del vicepresidente. Soraya, sin darle importancia, dijo que Rubalcaba había estado "faltón". Un buen adjetivo. Lo está, y eso que el vicepresidente, ministro y candidato siempre ha mantenido las formas. De verbo acerado e ingenio muy superior a la media, hasta ahora lanzaba venablos contra sus contrincantes sin perder el tipo. Hasta ahora: Soraya Sáenz de Santamaría le pone de los nervios y en la sesión de control de los viernes Rubalcaba ya no es lo que era.

Se comprende, no le van las cosas como quisiera, la situación económica no remonta y encima los socialistas han hecho un papelón al pactar con PNV y CiU lo que no querían pactar; con nuevo gran cabreo del lehendakari, que una vez más se ha visto ninguneado por Zapatero, y con un mosqueo monumental del ministro de Trabajo, al que sentó como un tiro que Erkoreka dijera que nunca se había logrado tanto con una abstención. Luego intentó arreglarlo, pero sin éxito, sus palabras están grabadas y eso es lo que vale, no los desmentidos posteriores.

Está faltón Rubalcaba, pero tiene motivos. Las encuestas siguen siendo muy malas para el PSOE, los socialistas están perdiendo apoyos a chorros -curiosa la presencia de Juan Luis Cebrián en la toma de posesión de Cospedal, aplaudiendo más que cortésmente la entrada y el discurso de la presidenta manchega- , los empresarios se acercan a Rajoy y a sus adláteres, síntoma de que saben ya por dónde van los tiros, los del poder, y encima la presencia de Bildu en las instituciones vascas es toda una desautorización al ministro de Interior, que no quería verlos legalizados ni en pintura. Con el problema de que pocos creen que no quería verlos legalizados ni en pintura, así que le esperan unos meses en los que le harán responsable directo de las muchas fechorías que hará Bildu, que de momento quiso impedir la detención días atrás de una etarra -con la ayuda de los indignados, por cierto- y que este jueves convocó a la plana mayor de Batasuna en el acto de elección del nuevo presidente de la Diputación de Guipúzcoa. A ver cuándo encontrará más razones el Gobierno para aplicar la modificación de la ley de partidos políticos … Cuanto más tarde, peor le irá a Rubalcaba. Y lo sabe. Quizá esa es la razón de que se le vea incómodo porque no maneja la situación como pensaba que podría manejarla.

Quizá sea esa la razón de que esté faltón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios