Los efectos de la interminable ola calor

Durante esta semana los termómetros en Granada no han descendido de los 40 grados durante el día e incluso el miércoles pasado se batió el récord en la ciudad, con temperaturas que llegaron a alcanzar los 45,5 grados. Un verano que se presenta caluroso, en el que todo puede ser válido a la hora de refrescarse. Para aquellos a los que ir a la playa les supone coger transporte y recorrer varios kilómetros de distancia: fuentes y estanques pueden servir para tomar un buen chapuzón y sobrellevar el verano. Otra cosa es la legalidad de la divertida actividad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios