Quosque tamdem

Luis Chacón

luisgchaconmartin@gmail.com

Aquel mayo de las pensiones

Coincidirán conmigo en que las manifestaciones de mayo de 2010 fueron aún más multitudinarias

La verdad es que las manifestaciones por las pensiones de este sábado han sido impresionantes. Pero coincidirán conmigo en que las de mayo de 2010 fueron aún más multitudinarias. Me lo comentaban algunos manifestantes, "menuda liamos cuando Zapatero nos congeló las pensiones". Basta con echar un vistazo a las hemerotecas y recordar a los sindicatos y a los partidos de izquierda lanzando consignas contra el único gobierno que ha congelado las pensiones, bajó el salario de los funcionarios y además, les quitó las pagas extras. Uno que se enfadó mucho entonces fue un amigo mío que se quedó sin los 2.500 euros aquellos que regalaba Zapatero para que le compraran a los recién nacidos el batón de cristianar y la cuna y le abrieran una cuenta en la Caja Postal de Ahorros. Me acuerdo como si fuera ayer de los ríos desbordados de indignados pensionistas que colapsaron las principales avenidas de España. El grito unánime de "Zapatero devuélvenos las pensiones" y aquella pancarta tan graciosa de Se congelan las croquetas, los derechos se respetan. Menudo Mayo Francés le montaron al pobre de Zapatero.

Es en esos momentos cuando surgen los grandes líderes del futuro. Recordarán, sin duda, a Susana Díaz, entonces parlamentaria andaluza, encadenada a las puertas de la Feria protestando por la congelación de las pensiones. Y al joven diputado Pedro Sánchez encaramado a su recién estrenado escaño del Congreso de los Diputados, gritando con el puño en alto contra las medidas del gobierno y rompiendo la disciplina de voto el día de la malhadada reforma constitucional del 135. Si es que a los héroes se les ve venir de lejos.

¿Y los sindicatos? Pues buena la liaron. Yo, de aquellos disturbios creí que venía ya la Revolución de las Rosas de Pitiminí. Y poco faltó para que cayeran el gobierno, la monarquía y el papado. Que menudos son la UGT y CC.OO. para defender a los trabajadores españoles. Si es que nunca se les escapa un ERE. De IU, la verdad, no recuerdo mucho. Supongo que como Alberto Garzón no era conocido en Twitter igual no pudo ganar las elecciones en las redes sociales. Pero lo que más me emocionó aquel día de 2010 fue el Manifiesto que leyeron los Intelectuales y Artistas contra la congelación de las pensiones. Se me ponen los pelos como escarpias sólo de recordarlo. Y todos al final cantando Clavelitos. Impresionante.

Este año gano el Planeta con un novelón… de historia ficción.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios