Los cuidados invisibles, un aspecto de calidad del que presumen en La Milagrosa

La residencia de Mayores de la Milagrosa participa un año más, y van seis, en la IV reunión científica internacional del grupo Aurora Mas, que investiga la importancia de los cuidados invisibles, y el IX Forandalus, organizados por la Universidad de Zaragoza, en el que se aborda el emprendimiento en el campo del cuidado de la salud aplicado a la comunidad. Una de las principales líneas de investigación se centra en la atención y divulgación de los llamados Cuidados Invisibles, entendidos como el conjunto de intervenciones fruto de la observación atenta, la empatía y el conocimiento que realizan las enfermeras y auxiliares de enfermería o cuidadores a la vez que van elaborando juicios de valor y éticos dentro del marco de los cuidados.

Esta peculiar forma de establecer cuidados de calidad es una temática con la que la Residencia de Mayores la Milagrosa de la Diputación de Granada se identifica. De hecho, Adoración Muñoz, enfermera de la Residencia de Mayores de la Milagrosa, expuso la comunicación científica de un caso real bajo el título La Enfermería invisible ante todos los factores de riesgo de una paciente pluripatológica en la residencia La Milagrosa. Este documento recoge la recuperación de una paciente con todas las patologías para ser una enferma terminal, debido a un exhaustivo trabajo de cuidados invisibles llevados a cabo por el equipo de La Milagrosa, a parte del tratamiento médico y convencional. Algo que según la enfermera es "un milagro gracias a unos cuidados de extrema calidad que es lo que se hace en la residencia de La Milagrosa". Según Adoración Muñoz, los cuidados invisibles como su propio nombre indican, no son registrados en documentos y, por ello, no son visualizados institucionalmente. Sin embargo, se considera que forman una parte esencial del cuidado de enfermería, "y que llevan más del 60% de nuestros turnos de trabajo. Acciones intangibles como la escucha activa, las caricias, los detalles cotidianos, el cuidado de la intimidad y el confort, mostrar disponibilidad, presencia, acompañamiento... son , sin lugar a dudas, un conjunto de acciones que aunque no están registradas nos identifican a nuestra residencia con unos cuidados de enfermería de máxima calidad", sostiene.

En esta reunión bianual, celebrada en el mes de marzo, se puso de manifiesto la evidente preocupación por el envejecimiento de la población y la urgente necesidad de encontrar nuevos modelos de cuidados de los mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios