Condenado a casi cuatro años por robar en el vestuario del hospital

  • Forzó las taquillas de varios empleados y se llevó los efectos que había dentro

Un juzgado de Motril ha impuesto a un vecino de esta localidad una condena de más de tres años y medio de prisión por llevarse diferentes efectos que se encontraban en el interior de varias taquillas en uno de los vestuarios de los trabajadores del Hospital Santa Ana de Motril, después de haber forzado la puerta de acceso.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, ha quedado demostrado que el pasado siete de octubre el acusado, F.A.R.L., se encontraba en el mencionado centro hospitalario cuando accedió a la zona de vestuarios, forzando para ello la puerta del pasillo que da acceso a los mismos, y que, una vez en su interior, abrió varias taquillas de las que se llevó diversos efectos que posteriormente fueron recuperados.

Los daños ocasionados por el acusado en las cerraduras de las taquillas ascienden a 120 euros.

El fallo del juez condena a F.A.R.L. como autor de un delito de robo con fuerza en edificio abierto público, a la pena de 3 años, seis meses y un día de prisión. Además deberá de pagar las costas ocasionadas e indemnizar al Hospital Santa Ana con 120 euros como responsabilidad civil por los daños ocasionados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios