Costas da marcha atrás con el paseo marítimo de Carchuna

  • Las obras se paralizan y se habilitará una banda de aparcamiento para este verano

Comentarios 2

El nuevo concejal de Turismo y primer teniente alcalde de Motril, José García Fuentes, mantuvo una reunión el pasado miércoles en Madrid con el subdirector general de Costas, Miguel Velasco, en la que se abordó el problema de la construcción del paseo de Calahonda. En este encuentro al que también asistieron la nueva presidenta de la ELA, Conchi Abarca, y el delegado provincial de Costas, Miguel Calleja, se alcanzó un acuerdo para solucionar los inconvenientes que para los vecinos y visitantes se puedan desplazar sin problemas a esta zona del litoral granadino.

García Fuentes calificó esta ejecución como "una oda al despropósito" y justificó esta visita en que se habían empezado las obras y no se habían preparado unas bolsas de aparcamiento donde los bañistas pudieran estacionar sus vehículos "lo que iba a ocasionar un desastre". En este punto el edil popular anunció que se había conseguido un acuerdo provisional para este verano que era acondicionar una banda de aparcamiento en la propia carretera, con lo que se pararía el proyecto y más adelante se estudiaría una solución definitiva entre los técnicos municipales y los del ministerio.

Este no el único punto en el que se alcanzó un acuerdo, ya que otro de los aspectos que mayor controversia presentaba, sobre todo para los vecinos, era el que se limitara este camino en un sentido único de la circulación, lo que ocasionaría enormes perjuicios tener que entrar en la N-340 que en época estival, al no estar finalizada la A-7 soporta una gran densidad de tráfico."También se ha conseguido que no se ponga la limitación del doble sentido"

El tercer punto negociado en las oficinas del Ministerio fue el sentido peatonal, los representantes de la administración local reconocieron que no puede existir un paseo como tal pero si solicitaron que se habilitara una zona blanda, dentro del dominio público que permitiera que los viandantes pudieran caminar, para ello se emplazarán a seguir trabajando entre las administraciones implicadas en el proyecto para buscar conjuntamente soluciones.

Se trata de una de las primeras medidas puestas en marcha por el Gobierno de Rojas que justifica en que "se recogieron miles de firmas" y en que "dichas obras afectaban gravemente a los sectores más productivos de la zona como son el turismo y la agricultura". Los servicios técnicos municipales se trasladarán la próxima semana para valorar el terreno y comenzar a poner en marcha lo acordado en Costas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios