La Denominación del espárrago trabaja en una norma de calidad internacional

  • La marca de garantía de Huétor Tájar colabora con la Universidad de Milán para reconocer las cualidades nutricionales y dietéticas del producto triguero

La Denominación de Origen del espárrago de Huétor Tájar colaborará con un equipo de científicos de la Universidad de Milán para conseguir una norma de calidad a nivel internacional que reconozca las cualidades nutricionales y dietéticas especiales del espárrago triguero.

Así lo explicó el secretario de la DO, Juan Antonio Espejo, que afirmó que dicha colaboración se realizará después de que investigadores de la Universidad de Córdoba hayan constatado que el espárrago verde es una especie diferente al triguero de Huétor Tájar, que sólo se cultiva en la ribera mediterránea.

Según señaló, la identificación del triguero o salvaje permitirá elaborar un borrador con sus características nutricionales -además de efectos diuréticos, se estudian sus efectos antitumorales y contra el colesterol- que permitirá la promoción del producto en base a sus beneficios y regular así el mercado ya que, hoy por hoy, según mantuvo Espejo, se vende "de forma indiscriminada" el espárrago verde procedente de Perú como triguero porque supone un "reclamo comercial".

El objetivo es que la variedad de espárrago de Huétor Tájar sea competitiva a nivel de campo frente a las variedades híbridas norteamericanas que tienen mayor calibre y son más productivas con un coste de recolección menor.

En la actualidad, la selección de la variedad pasa por el establecimiento de plantaciones progenitoras de semillas, según establece el propio Reglamento de la Denominación, de ahí las investigaciones botánicas de la Universidad de Córdoba, que ha trabajado además con la Estación Experimental La Mayora (Málaga, CSIC), CIFA Las Torres y Tomejil (Sevilla) y la Universidad de Granada.

La obtención de una planta mejorada permitirá desbancar las variedades híbridas norteamericanas que en la actualidad representan el 97 por ciento de la superficie total de espárrago en la Vega de Granada, frente al tres por ciento de la variedad autóctona de espárrago de Huétor Tájar.

A nivel comercial, uno de los objetivos del Consejo Regulador es formar al consumidor en lo que respecta a distinguir el espárrago verde y el espárrago triguero de Huétor Tájar, con el fin de revalorizar el producto, ya que, según sostuvo el secretario de la DO, el triguero no está hasta ahora reconocido como tal, sino que se rigen por los mismos parámetros.

Según explicó, el espárrago de Huétor Tájar es de un color verde morado y contiene sustancias antioxidantes. Su sabor amargo es consecuencia de la presencia de fitoestenol en el espárrago, que le otorga al alimento características beneficiosas para el organismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios