La Diputación apoya por unanimidad que se haga la ronda de circunvalación

  • Insta a la Junta a que decida el trazado, pero no habla de la financiación de la obra

Los dos grandes partidos se han puesto de acuerdo y así es más fácil conseguir los objetivos. PP y PSOE han unido sus fuerzas para reclamar conjuntamente la construcción de una carretera de circunvalación en Guadix. Lo hicieron a principios de mes en el Ayuntamiento de la localidad accitana, donde gobiernan los populares, y lo hicieron nuevamente ayer en la Diputación, en la que los que mandan son los socialistas. En uno y otro caso, además, contaron con el visto bueno de Izquierda Unida.

Ayer, el pleno de la Diputación Provincial aprobó una moción que partió de las filas populares, aunque posteriormente fue consensuada por IU y socialistas. En la enmienda de sustitución, que salió adelante por unanimidad, se solicita a la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía "que estudie los trazados posibles para la construcción de una circunvalación que descongestione el tráfico en la ciudad de Guadix, uniendo los municipios más occidentales del Marquesado del Zenete con la autovía A-92".

El PP, que ya había sacado adelante una moción muy similar en el Ayuntamiento de Guadix, subrayó que la circunvalación será una vía más rápida y segura para conectar "a la población de la comarca del marquesado occidental y el valle del Zalabí a la vía rápida A-92 con dirección a Granada".

Entiende que esa nueva infraestructura cumpliría, además, una segunda e importante función: descongestionar el paso por la ciudad accitana, que ya de por sí, sin aportes extras, soporta gran intensidad de tráfico". Eso, agregaba la moción, deriva en frecuentes atascos en el centro.

"Guadix padece un enorme flujo de tráfico rodado que utiliza las arterias de la ciudad en su tránsito hacia otras poblaciones de la comarca o hacia la A-92".

Eso, continúa la propuesta, provoca grandes inconvenientes, hasta el punto de que en atravesar Guadix se pueden invertir hasta 25 minutos.

"La mayoría de ese exceso de vehículos tiene como origen o destino los municipios del Marquesado del Zenete o del Valle del Zalabí, cuyos vecinos utilizan Guadix para conectar con la autovía a la altura del cruce de Benalúa, por ser la distancia más corta", incide la moción ahora aprobada.

En principio, el PP proponía que la Junta aprovechara el estudio que está elaborando para la mejora y ampliación de la carretera A-325 -entre Guadix y Benalúa- para hacer la nueva carretera. Pero finalmente, y tras un debate previo a la celebración del pleno, los tres grupos representados en la Diputación consensuaron pedirle a la Junta que sea ella -su Consejería de Obras Públicas, en concreto- la que estudie los distintos trazados para decidir posteriormente cuál es el más viable. Una vez hecho esto, quedará lo más difícil: financiar y ejecutar la obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios