La ola de frío en Europa provoca retrasos de 2 días en el reparto de hortalizas

  • Los productps de comarca granadina y Almería, afectadas por un temporal que dificultó el tráfico en las vías europeas

Decenas de camiones procedentes de la Costa de Granada y Almería, cargados con frutas y hortalizas de empresas y agencias de transportes, permanecieron durante la ola de frío polar de Europa retenidos por el mal tiempo en las carreteras principales de medio continente, sobre todo en Francia, Inglaterra, Holanda, Alemania y los países del Este.

El parón obligatorio de estos vehículos pesados supuso que la mercancía llegase con retrasos de entre uno y dos días a su destino. Importancia fundamental tiene que llegue a tiempo el suministro, ya que la mayor parte de estos productos provienen precisamente de estas dos provincias.

La semana pasada hubo un momento en el que ni siquiera las agencias cargaron camiones con hortalizas con destino a Inglaterra. El motivo fue que el eurotúnel que une Francia con el Reino Unido se cerró al tráfico pesado por las noches. De ello sabe bien la cooperativa motrileña Comotrans, que tiene más de 200 camiones circulando por las carreteras europeas. En concreto, uno de sus vehículos empleó 7 horas para atravesar los 150 kilómetros del eurotúnel. Además, cuando se abrió esta infraestructura por la mañana, las colas de camiones y atascos eran interminables.

Sin embargo, esta empresa motrileña afirma que no han sufrido los inconvenientes que sí que han padecido otras empresas almerienses, que tardaron dos días más de lo previsto en servir sus pedidos. Según un portavoz de la empresa, como mucho, se ha tratado de retrasos de 16 horas.

Pero los problemas no sólo estuvieron en Inglaterra, sino que también en las carreteras de Francia encontraron incidencias, sobre todo en La Junquera, paso obligado para el mercado francés de Perpiñán, donde se registraron colas kilométricas para acceder hasta Francia. "Llegó un momento en el que prácticamente toda Europa se encontraba paralizada por el mal estado de las carreteras, con hielo y nieve", según contaron ayer los transportistas a la vuelta de dichos viajes.

Las empresas del sector se quejan de que todo fueron inconvenientes, en esa apuesta que mantiene Europa por otros tipo de transporte "menos contaminante". Aparte de los paros obligatorios para el vehículo y el conductor, por las noches se cerraron las carreteras al tráfico para vehículos pesados, por lo que los camiones no podían circular hasta por la mañana, y podían continuar su trayecto sólo después de que hubieran pasado las máquinas quitanieves. La situación fue aún peor en Francia, donde hasta las diez y media de la mañana no abrieron las vías para camiones, con lo que los pedidos se retrasaron aún más y no pudieron cumplir con las rutas determinadas en los horarios previstos.

Cada año las olas de frío polares en Europa hacen estragos en las carreteras, pero este año las consecuencias son más graves porque la Costa de Granada y Almería son ahora prácticamente los únicos abastecedores de hortalizas de Europa, por lo que cobra especial importancia que lleguen a tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios