La mujer que agredió a una maestra en Fuente Vaqueros irá a la cárcel

  • El juez desestima el recurso de la madre agresora y, por primera vez en Andalucía, se ejecutará la condena de prisión.

Comentarios 1

Ni indefensión ni errores en la apreciación de la prueba. La Audiencia Provincial ha ratificado la sentencia del Juzgado de lo Penal 1 de Granada que condenó a una pena de tres años de prisión a la madre de un alumno de cinco años por agredir el pasado 18 de noviembre de 2010 en un colegio de Fuente Vaqueros a la maestra de su hijo tras enterarse de que el niño no había podido comerse su bocadillo durante el recreo. Si la acusada no recurre ante el Constitucional, será la primera agresión a un docente cuya pena de prisión acaba por ejecutarse.

El juez ha desestimado en su sentencia el recurso de apelación presentado por la agresora, Estefanía C.F., de 23 años, a la que se le considera culpable de un delito de atentado, por el que además ya había sido condenada en otra ocasión anterior, y una falta de lesiones, por la que tendrá que hacer frente también al pago de una multa de 360 euros. La madre tendrá además que pagar una indemnización a su víctima de 300 euros por los daños morales ocasionados.

Los hechos, ahora probados en firme, se produjeron poco antes de las 14:00 horas de un día lectivo de noviembre, cuando la ahora condenada se presentó en el colegio público Federico García Lorca de Fuente Vaqueros, dirigiéndose al aula de su hijo, en la que entró "violentamente".

La mujer se encontró en la clase, en la que a esa hora había una veintena de alumnos de cinco años, con dos profesoras, a las que preguntó cuál de ellas había dejado sin bocadillo a su hijo. Según se declara probado en el fallo ratificado, al responder una de las maestras que había sido ella, la mujer "la cogió del pelo, le propinó un empujón y la lanzó contra la pizarra". A consecuencia de la agresión, que presenciaron los niños, la docente sufrió un ataque de ansiedad.

La Audiencia rechaza la pretensión de la condenada de demostrar que padecía estados de ansiedad y también ve "intrascendente" el hecho de que al día siguiente fuera a pedir perdón a la directora del centro o a la docente "pues en el reproche penal no cabe esta atenuante", dice el fallo.

Pese a que se han producido numerosas condenas en Andalucía por atentados contra docentes, ésta va a ser la primera vez que la agresora ingresa en prisión.

En Íllora, la agresora de la jefa de estudios del IES Diego de Siloé, madre de uno de sus alumnos, fue condenada a seis meses de prisión en mayo de 2010 pero no entró en la cárcel por ser una pena inferior a dos años y carecer la agresora de antecedentes penales. Tampoco fueron a prisión los dos últimos casos en Málaga por estar también condenados a un año de cárcel.

La delegada provincial de Educación, Ana Gámez, recordó ayer que con "esta sentencia se pone de manifiesto que ninguna agresión a un profesor puede quedar impune. El docente debe sentirse seguro en el ejercicio de su profesión y respaldado por la Administración". Ayer por la mañana, la Delegación intentó contactar con la docente víctima de la agresión, que se encuentra dando clases en Córdoba, pero no pudo localizarla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios