El 'hurto cariñoso' vuelve a aparecer en la Costa con otra detenida en Almuñécar

  • Una joven de 19 años ha sido arrestada por haber cometido tres delitos de este tipo

La Semana Santa sexitana es una de las más famosas de la provincia para los más cofrades, pero este año al parecer también lo ha sido para los ladrones amantes del llamado 'hurto cariñoso'. El Jueves Santo, la Policía Local de Almuñécar detuvo a una mujer de origen rumano, acusada de haber sustraído un reloj valorado en 5.000 euros por este método. Ahora, otra joven de 19 años también ha sido arrestada como supuesta autora de tres delitos de hurto por el método del abrazo a tres ancianos de esa localidad, entre los días 25 y 27 de marzo.

Los hurtos se produjeron en distintas calles de Almuñécar y las víctimas "siempre fueron personas de avanzada edad a las que les sustrajeron joyas o relojes que llevaban puestos en ese momento", según fuentes del instituto armado.

Se acercaba a sus víctimas ofreciendo favores sexuales o dándoles un abrazo

La detenida siempre actuó supuestamente con el mismo método, denominado también "cariñoso", que consiste en desviar la atención del anciano con algún gesto afectivo para sustraerle sin que se dé cuenta las joyas o el reloj que lleva puesto.

Esta modalidad delictiva la utilizan normalmente bandas criminales de países del este de Europa. Primero escogen a su víctima, una persona de avanzada edad a la que han observado que exhiben joyas o relojes de valor, y, para desviar su atención, "una mujer joven la aborda y le ofrece favores sexuales". Aprovechan ese momento para abrazar a su víctima y sustraerle el anillo, el collar o el reloj que llevan puestos. Inmediatamente después, y antes de que la víctima se dé cuenta de que ha sido robada, la ladrona se marcha del lugar en un vehículo que la está esperando en un lugar próximo para huir con el botín.

Las víctimas de la detenida fueron dos hombres y una mujer. A los dos hombres, mientras les ofrecía supuestamente favores sexuales, les sustrajeron una cadena de oro y un reloj de lujo respectivamente. A la mujer la abrazó y comenzó a darle besos en las mejillas y le sustrajo un reloj de alta gama.

El pasado mes de febrero también se produjeron en Almuñécar otros tres hurtos por este mismo método del abrazo y fue investigada una mujer de nacionalidad rumana, de 21 años, con antecedentes por este tipo de hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios