El municipio contrata un pediatra para cubrir la carencia del servicio

  • En la comarca de Huéscar sólo hay un pediatra · El Ayuntamiento pagará mil euros al mes al médico, que vendrá de Murcia, y buscará un local para que pase consulta

El Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique ha contratado con cargo a su presupuesto un pediatra que, a modo de consulta privada, atenderá a los niños del municipio. Actualmente el servicio de pediatría en la comarca de Huéscar es atendido por un solo profesional que, incluso, algunos días no puede pasar consulta por encontrarse en turno saliente de guardia.

La teniente de alcalde Rosa María Fernández Beteta, en declaraciones a Granada Hoy, dijo que "efectivamente esta medida se aprobó en pleno y curiosamente aunque fue propuesta por el grupo del PP, luego no la votaron a favor, pero la realidad es que se acordó contratar a un pediatra de forma privada y que el Ayuntamiento le pagara y se pudiera de esta forma atender a los niños en Puebla de Don Fadrique."

El pediatra se desplazará desde la vecina ciudad murciana de Caravaca de la Cruz, y el Ayuntamiento tendrá que, además de pagarle por sus servicios, habilitarle un lugar donde pasar la consulta. El alcalde, Jesús Amurrio, que ya ha mantenido una reunión con el facultativo en la que acordaron, además de su sueldo, que asciende a 1.000 euros mensuales, el material del que debe disponer la consulta, matiza que "en vez de que este pediatra instalara una consulta privada y cobrara de manera individual a los usuarios, el Ayuntamiento se hace cargo de ese pago y evita que los ciudadanos tengan que gastar un dinero adicional para que sus hijos tengan una buena asistencia médica, sin tener que desplazarse a otras poblaciones."

Esta medida viene motivada porque se ha reivindicado esta asistencia sanitaria para los más pequeños en muchas ocasiones a los responsables del SAS, en especial al director del Distrito y a la delegada de Salud de la Junta en Granada, pero "la contestación que se da al Ayuntamiento es que hay mucha carencia de pediatras y por ese motivo no se puede cubrir la asistencia, pero lo que prima y es nuestro deber como representantes municipales es que los ciudadanos tengan todos los servicios necesarios, y si no existe de momento otra forma de que esta carencia se resuelva, se ha decido que se así."

No obstante, este pediatra no podrá realizar recetas oficiales como tampoco demandar al Hospital de Baza ningún tipo de analíticas u otras pruebas necesarias. El Ayuntamiento conoce estas circunstancias y sus negociaciones ahora con el SAS van encaminadas a "buscar algún tipo de convenio con la Administración para que tanto recetas como otras demandas que diagnostique el pediatra puedan ser atendidas sin tener que pasar por el médico de cabecera, e incluso que los mismos médicos del centro de salud puedan derivar los casos que estimen oportunos a este pediatra en vez de al propio Hospital de Baza", comenta Amurrio, aunque reconoce "que esto es muy complicado conseguirlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios