El juez obliga a readmitir a 5 empleados de recogida de basuras

  • El fallo condena a que se incorporen a su puesto de manera "inmediata"

El Juzgado de lo Social número 6 de Granada ha condenado al Ayuntamiento de Otura a readmitir de manera "inmediata" a cinco trabajadores del servicio de limpieza que habían sido despedidos tras negarse a firmar un nuevo contrato "con condiciones distintas a las que les correspondían". Según la sentencia, se deberá abonar también la cuantía correspondiente a los salarios que los cinco empleados han dejado de percibir desde su despido hasta la fecha de la readmisión.

El conflicto se inició después de que el 5 de noviembre de 2010 se produjera la resolución del contrato entre el Consistorio y Cespa, que prestaba los servicios de recogida de residuos sólidos y urbanos y que había pedido romper el acuerdo ante el "incumplimiento" del pago del Ayuntamiento.

Tras la resolución, el municipio se hizo cargo del personal de la empresa "liberando a Cespa de cualquier responsabilidad", según la sentencia, que refleja que días después los trabajadores iniciaron una huelga al no abonárseles las nóminas.

Según el juez, el alcalde Ignacio Fernández-Sanz (PP) advirtió a los trabajadores de que si iban a la huelga "los despediría", al mismo tiempo que les presentó otro contrato que los empleados no firmaron "por no estar de acuerdo con las condiciones laborales". Posteriormente, el Ayuntamiento incoó un expediente disciplinario a los cinco trabajadores por "la comisión de presuntas faltas laborales", al entender que modificaron el horario de trabajo "unilateralmente" y que derivó en el despido de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios