Identifican genes asociados a la hipertensión arterial

  • Un estudio amplio ha podido contar con datos genéticos de 136.000 personas y permitirá definir dianas terapéuticas

Un macroestudio publicado en Nature Genetics, en el que han analizado las características genéticas de 136.000 personas ha permitido a un consorcio internacional de investigadores identificar ocho variantes de genes asociadas a la presión arterial y a la hipertensión, una patología que afecta a un 35% de la población adulta española.

Las variantes descubiertas reflejan que uno de los mecanismos más importantes que influyen en la presión arterial está relacionado con el control de los niveles de sal y el del diámetro de las arterias. El estudio, elaborado por un equipo formado por 164 investigadores de 93 centros de Estados Unidos y de Europa, entre ellos el Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona (IMI), apunta que, aunque cada una de estas variantes tiene un efecto ligero sobre la presión arterial y la combinación de todas ellas puede provocar un efecto acumulativo. El coordinador del grupo de Investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del IMIM, Roberto Elosua afirma que "en un futuro, a medio plazo, abrirá la posibilidad de identificar dianas terapéuticas para fármacos que contribuirán a controlar la hipertensión, y ya veremos si puede a ayudar a crear tratamientos personalizados", ha señalado el investigador español. Pese a la evidente influencia de factores relacionados con la alimentación y los hábitos saludables, siempre hubo indicios de factores genéticos por una mayor prevalencia de esta patología en algunas familias.

Elosua explica que previamente a esta investigación se habían realizado un gran número estudios a menor escala, "con resultados nulos", por lo que se decidió constituir un consorcio internacional: el Global BPgen, liderado desde Estados Unidos y el Reino Unido, que abordaría este reto con la tecnología de genotipado más moderna. Para la identificación, los investigadores analizaron 2,5 millones de características genéticas de 34.433 personas a quienes también se midió la presión arterial. Los hallazgos más importantes del análisis se confirmaron posteriormente en 99.000 europeos y 13.000 asiáticos, lo que permitió identificar, "de forma fiable y sólida", las ocho zonas del genoma donde existen genes que se asocian y contribuyen a controlar los niveles de presión de la población.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios