Transmisión de la infección VIH

  • Varios hospitales españoles participan en un estudio para conocer el riesgo real que tiene una persona tratada de transmitir el virus a una pareja no infectada

AUNQUE los preservativos son el modo más seguro de evitar la transmisión del VIH, se sabe que una proporción de personas diagnosticadas de VIH no siempre utilizan esta barrera cuando mantienen relaciones sexuales con parejas VIH negativas o de situación desconocida. Esto es una de las causas de la transmisión entre parejas sexuales, cuando una de ellas esta infectada por el VIH.

En los últimos años una serie de estudios han demostrado que la capacidad de transmitir el VIH por vía sexual una persona VIH positiva que esta recibiendo tratamiento antirretroviral y, por lo tanto, con la carga viral en plasma indetectable, es muy baja. Un reciente estudio del Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos (NIH), conocido como HPTN 052, ha demostrado la eficacia del tratamiento antirretroviral en la disminución de la transmisión del virus, desde los primeros meses de su inicio.

Más de 1.700 parejas discordantes (uno infectado de VIH y el otro no) participaron en el ensayo, asignándose a un grupo tratamiento antirretroviral inmediato para el infectado por VIH, mientras que en el otro grupo, el infectado VIH no recibía tratamiento hasta que se produjera un deterioro de su sistema inmune (menos de 250 linfocitos CD4 por mililitro o progresión a sida). Ambos grupos recibían recomendaciones de sexo seguro y se les sugería el uso de preservativos como método barreara.

El estudio planteado a 10 años, ha tenido que pararse prematuramente, dado que el análisis de control del ensayo demostraba que, prácticamente todos los casos de transmisión se estaban produciendo en las parejas de los infectados que no recibían tratamiento para el VIH. El uso de antirretrovirales consiguió una reducción de la transmisión del virus del 96%. En este estudio, el 97% de las parejas eran heterosexuales, con lo cual los datos no se pueden extrapolar a las parejas serodiscordantes homosexuales.

Varios hospitales españoles, entre ellos los hospitales Virgen del Rocío (Sevilla) y Reina Sofía (Córdoba), están participando en un estudio europeo, Partner Study, coordinado por el Copenhagen HIV Programme (CHIP) y el Royal Free Hampstead NHS Trust de Londres.

El Partner Study se ha diseñado con un doble objetivo: por un lado conocer el riesgo real de transmisión del VIH de una persona con la infección controlada por los antirretrovirales a una pareja no infectada; por otro, encontrar las razones que llevan a algunas parejas a no utilizar el preservativo y los factores asociados a ello. Se quiere buscar cerca de 1.700 parejas discordantes que representen la población europea infectada por el VIH.

El o la infectada por VIH debe estar recibiendo cualquier tratamiento antirretroviral y admitir que, aunque sea de forma esporádica, han tenido relaciones sexuales sin preservativo en los últimos meses. En este caso, se les solicita que rellenen una encuesta sobre los motivos que les llevan a tener relaciones no protegidas, y se le hace el test del VIH a la pareja previamente negativa. El seguimiento del estudio será de 2 años, con controles cada 6 meses.

Los resultados tendrán posiblemente gran importancia para definir y mejorar las políticas de salud pública centradas en la prevención de la transmisión del VIH.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios