La consulta sobre cefaleas, una de las más frecuentes

  • Existen más de 150 tipos diferentes, entre las que destacan la conocida como tensional y la migraña · Según los neurólogos, el 95% de la población ha tenido dolor de cabeza alguna vez a lo largo de su vida.

La incomprensión y la falta de información son dos de los compañeros de viaje de las personas que padecen cefaleas, un síntoma que el 95% de la población ha experimentado alguna vez a lo largo de su vida y que supone uno de los principales motivos de consulta, tanto de atención primaria como especializada.

"Prácticamente todas las personas han tenido dolor de cabeza en alguna ocasión", explica el doctor José Antonio Heras, responsable de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico Virgen de la Victoria de Málaga, quien apunta que "la cefalea no es una enfermedad, es un síntoma común a muchas enfermedades. Hoy día se conocen 150 causas de dolor de cabeza según la clasificación de la Sociedad Internacional de Cefaleas (IHS)".

En términos generales podemos diferenciar entre cefaleas primarias, en las que no se puede demostrar ninguna alteración estructural ni metabólica que justifique el dolor, y secundarias, en las que hay una causa subyacente como puede ser el abuso de medicamentos o las infecciones. En el primer grupo se encuentran la migraña (una de las cefaleas primarias más frecuentes y la que mayor repercusión socioeconómica y en calidad de vida presenta), la cefalea llamada tensional y el tipo conocido como en racimo.

Este último caso es el de Agustín Rubio, quien padece esta patología desde hace 24 años. "Llegas a tener miedo a dormirte. El dolor empieza molestando en la muela, sube hacia la sien, empiezas a sudar y se convierte en insoportable". Así explica el madrileño sus síntomas, que le impiden junto con los problemas que ha tenido con los especialistas poder llevar a cabo una vida normal.

Para María, una valenciana de 22 años con cefalea sin aura, el problema empieza con un dolor pulsátil. "Las crisis pueden durar desde unas horas hasta varios días, llegando a interrumpirme incluso el sueño. No obstante, intentó continuar con mis actividades diarias aunque a veces es imposible", explica. Algo similar, le sucede a Mar. A sus 32 años cuenta como esta enfermedad ha marcado su vida, ya que perdió su último trabajo ante la imposibilidad de estar sentada frente a la pantalla del ordenador.

En España, más de 70.000 personas se ausentan de su trabajo a diario debido a una cefalea. "Para conseguir un manejo adecuado de una patología tan abundante y variada, es preciso aunar esfuerzos entre los distintos niveles asistenciales, siendo lógicamente el médico de cabecera el primer eslabón de la cadena", explica el especialista.

Con ese objetivo ha sido publicada una guía por parte del Grupo de Cefaleas de la Sociedad Andaluza de Neurología, coordinada por el doctor Heras. "Esta publicación aporta una serie de recomendaciones encaminadas a obtener un diagnóstico correcto y para ello se exponen las principales preguntas que se deben hacer a un paciente con cefalea, la exploración general y neurológica básica a realizar y cuándo se deben realizar pruebas complementarias. Igualmente se definen los criterios diagnósticos, para posteriormente recomendar los fármacos y dosis más adecuados, pues todos los fármacos no sirven para tratar todas las cefaleas, de ahí la importancia de un buen diagnóstico inicial, ya que uno de los motivos principales del fracaso del tratamiento médico en las cefaleas está provocado por un diagnóstico poco certero y que conduce a la elección de un fármaco poco apropiado".

Estas cuestiones son subrayadas también por Elena Ruiz, presidenta de la Asociación Española de Pacientes con Cefaleas (AEPAC). "El mejor resultado está en la buena información, en el buen diagnóstico y en la prevención. Es importante llevar un ritmo de vida ordenado, dormir las mismas horas todos los días, no pasar demasiado tiempo delante del ordenador, manejar el estrés negativo, hacer una actividad variada y en mi caso cuidar la alimentación", aconseja. Ella sufrió su primera crisis a los doce años y afortunadamente ha conseguido con el paso de tiempo controlar la enfermedad, en lugar de que la cefalea la controle a ella. Un ejemplo que abre una puerta a la esperanza para estos pacientes.

70.000

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios