El tabaco, principal factor de riesgo en los cánceres de cabeza y cuello

  • En España se diagnostican anualmente unos 12.000 tumores de este tipo, con tasas bajas de supervivencia y un impacto grave en la calidad de vida del afectado

El término cáncer de cabeza y cuello se refiere a aquellos tumores malignos que se originan en la región de la cabeza y del cuello. La mayoría provienen de las células escamosas que recubren las estructuras de esta zona, y por tanto, se les denomina carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello. En esta área, hay gran cantidad de vasos y nervios, por ello, el tratamiento local y la intervención quirúrgica, pueden ser muy difíciles. Existen cinco tipos principales de cáncer de cabeza y cuello que se denominan según la parte del cuerpo en la que aparecen: laringe o faringe, zona nasal, boca o glándulas salivales. El cáncer de laringe se encuentra casi exclusivamente en personas que fuman. Más del 90% de los cánceres de cabeza y cuello ocurren en esa parte del cuerpo. El cáncer de cabeza y cuello es el sexto tipo más común de cáncer, y representa el 6% de todos los cánceres. La incidencia anual mundial estimada es de 400.000 nuevos casos, de los cuales unos 12.000 se producen en España. En el sur de Europa afecta a 9,2 por cada 100.000 habitantes.

Entre los factores de riesgo, los más destacados son el consumo de tabaco y alcohol el tipo de dieta. Se ha comprobado que el tabaco, ya sea fumado o masticado, aumenta el riesgo de cáncer en la cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y la laringe. De hecho, el 85% de los cánceres en la cabeza y cuello se relacionan con el consumo del tabaco, incluyendo el tabaquismo y el tabaco sin humo. Además, los datos epidemiológicos han relacionado el virus de Epstein Barr y el Virus del Papiloma Humano en la producción del carcinoma de nasofaringe. En pacientes infectados por el VIH e inmunodeprimidos puede aumentar la frecuencia del carcinoma de cavidad oral. Las tasas de supervivencia global para los pacientes en estadio avanzado de la enfermedad son pobres. La supervivencia a 5 años para el estadio III del cáncer de cabeza y cuello oscila entre el 20-50% y para el estadio IV, del 10-30%. Las tasas de supervivencia global varían dependiendo de la localización anatómica del tumor. La laringe cumple un papel fundamental en el habla, y la pérdida de la laringe puede llevar al aislamiento social, la pérdida del trabajo y la depresión. La pérdida de la función de la cavidad oral y la faringe puede llevar a la malnutrición clínica y biológica, algo que ocurre en un 35 o 50% de los pacientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios