Los problemas de visión inadvertidos pueden influir en el rendimiento

  • Los ópticos aconsejan realizar revisiones y leer con la postura y luz adecuadas

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía, Ceuta y Melilla alerta que más del 30% de los alumnos de Primaria en Andalucía podrían presentan malos resultados académicos por deficiencias en su salud visual. La llegada del nuevo curso a los centros escolares podría traer consigo frecuentes dolores de cabeza, continuos acercamientos a los libros de texto o simples desvíos de la mirada que pueden ser indicadores de dificultades visuales y deberían ser tratadas.

En este sentido, y para disminuir estos problemas, la entidad colegial recalca que las revisiones que desarrollan cada año los Centros Educativos a los menores son insuficientes, ya que se limitan a comprobar la agudeza visual del alumno, dejando a un lado su salud ocular y capacidad de comprensión. Además, estos reconocimientos, obligatorios hasta la finalización de Primaria, deberían implantarse en toda la etapa de escolarización y ampliar su frecuencia, siendo necesario un primer examen al comienzo del curso y otro en las fases de mayor esfuerzo ocular, como el segundo y tercer trimestre. Las anomalías visuales, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, no son enfermedades, sino defectos funcionales de la visión, por lo que su temprana detección y la consiguiente puesta en marcha de un adecuado tratamiento, bien entrenamiento, gafas o lentes de contacto, mejorarían el rendimiento de los alumnos para afrontar los retos que se le presenten en el actual curso escolar. Blanca Fernández, presidenta del Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía, Ceuta y Melilla, señala que "los educadores deben observar la conducta de los alumnos y poner en conocimiento de los padres cualquier anomalía que pudieran detectar". Asimismo, en caso de trabajar con ordenadores, Fernández indica que "es muy importante situar los ojos a una distancia aproximada de 40 y 60 centímetros de la pantalla e intentar que la zona esté correctamente iluminada". Otros consejos aportados por los profesionales recomiendan reducir el deslumbramiento y los reflejos, evitar que la luz del sol incida directamente en los ojos, no son recomendables las luces artificiales que sean demasiado brillantes y estén en el campo visual del alumno mientras realiza su tarea. Es aconsejable usar una lámpara de escritorio (luz localizada), para iluminar la lectura si se trabaja con ordenador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios