La quimera de una vacuna contra el sida podría lograrse en 10 años

  • En 1997 Bill Clinton inició un plan para lograr en diez años una profilaxis eficaz ante el VIH · Doce años después hay ensayos en marcha, pero los expertos creen que al menos tardará una década más

El pasado lunes 18 de mayo, Día Mundial de la Vacuna contra el Sida, la Coordinadora Estatal del VIH/Sida (Cesida) y la entidad Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH piden que España mantenga su compromiso en la búsqueda de una vacuna contra el sida. Según datos de Onusida y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia se está propagando con más lentitud gracias a los esfuerzos en la prevención de la transmisión y en el acceso al tratamiento, pero las nuevas infecciones siguen ocurriendo. Por cada dos personas que empiezan tratamiento, otras cinco se infectan por VIH.

De acuerdo con el último documento de Onusida, en 2007 se registraron 2,7 millones de nuevos casos de infección por VIH y 2 millones de muertes relacionadas con el sida. Fue un pronunciamiento del entonces presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, el 18 de mayo de 1997, lo que motivó que se señalara este día en el calendario. Clinton habló, en ese momento, de la necesidad de obtener una vacuna contra el sida en un plazo máximo de 10 años. Han pasado doce desde dicho compromiso político, y ahora, más que nunca, el mundo necesita una vacuna contra el sida. La Coordinadora Estatal del VIH/Sida y la entidad Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTT) piensan que sólo el apoyo a una respuesta integral y sostenida a la epidemia puede llevar a que revierta el impacto mundial que supone el VIH.

"Con suficiente inversión y esfuerzo colectivo será posible obtener vacunas contra el VIH", asegura Santiago Pérez, presidente de Cesida. "La vacuna contra el sida es posible", asegura Xavier Franquet, presidente del Gtt . Sus esperanzas están fundamentadas en tres hechos: hay constancia de personas que son capaces de controlar la infección sin necesidad de medicamentos, existen pruebas de que algunas personas son capaces de generar anticuerpos ampliamente neutralizantes y, por último, experimentos con simios han arrojado resultados muy esperanzadores. "El reto es ahondar más en estos hallazgos y traducirlos en una vacuna capaz de prevenir o atenuar la infección". Según algunos expertos, en un periodo de cinco años podría darse un "pequeño paso" para tener una vacuna contra el sida, un tratamiento que se considera "esencial" ante una "pandemia" que sigue creciendo por una relajación en las conductas sexuales de riesgo o un excesivo optimismo en las terapias antirretrovirales. Son declaraciones del investigador Ventura Clotet, jefe de la Unidad del Sida del hospital Germáns Trías y Pujol de Badalona, en Barcelona y Teresa Robledo, secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, que participaron ayer miércoles en la segunda jornada del duodécimo Congreso Nacional sobre esta enfermedad que se celebra en Valencia.

"Estamos probablemente al principio del final, pero el final está lejos", ha señalado el investigador catalán, quien ha señalado que no cree que en un año se encuentre el "modelo ideal de vacuna", pero "se ha avanzado mucho en animales de experimentación y podrían pasar cinco años para dar un pequeño paso y diez para tenerla". Aunque se trata de un paso en la dirección correcta, GTT y Cesida piensan que el esfuerzo económico de nuestro país todavía queda lejos de lo que nos correspondería con arreglo a nuestro producto interior bruto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios