Motril

Los niños protagonizan el Domingo de Resurrección

  • La hermandad de la Santa Vera Cruz sacó ayer su procesión infantil con la imagen del Niño Jesús, llevada por niños y que puso el punto final a una intensa semana

La Semana Santa motrileña se cerró con la salida ayer Domingo de Resurrección de la Muy Antigua Archicofradía del Dulce Nombre de Jesús y Primitiva y Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera Cruz y María Santísima del Valle en la calle.

Si la 'versión adulta' de esta cofradía no pudo salir el Viernes Santo por culpa de la lluvia que cayó por la capital de la Costa Tropical, ayer el cielo dio un respiro y la infantil sí pudo completar el recorrido programado, bajo un sol resplandeciente.

A mediodía centenares de niños se congregaron acompañados de sus padres y familiares en la céntrica plaza de España para contemplar la salida por la puerta sur de la recién remozada iglesia de la Encarnación la tierna imagen del Niño Jesús, cuya imagen parecía extender sus brazos a la multitud que lo aclamaba.

La talla, que data de 1992, es obra del cordobés Miguel Ángel González Jurado y es muy querida en Motril y por los cofrades de la localidad.

En este último día de la Semana Santa motrileña los más pequeños fueron los protagonistas, que fueron provistos de las campanillas de barro blanco que tañían al paso de la procesión.

El paso del misterio realizado en madera de cedro tallada y sobredorada artesanalmente se compone de una peana en forma de carrete y cuatro candelabros de cinco luces cada uno, que también fue llevada por jóvenes costaleros que cumplieron con mérito su labor en este Domingo de Resurrección.

Después de recorrer durante más de dos horas las céntricas calles de la ciudad, a las 14:15 horas tuvo su regreso a la parroquia poniendo un broche de oro a la Semana Santa de Motril, que tampoco se ha librado de la lluvia que ha sido una protagonista más esta semana en toda la provincia de Granada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios