Francia desmiente que se hayan localizado las cajas negras del Airbus

  • Los investigadores franceses admiten que se han detectado señales, pero no confirman que sean del AF447

Las señales detectadas por el submarino francés Nautilus en el fondo del océano Atlántico no corresponden a las cajas negras, como en un principio se sospechó, informaron fuentes del Ministerio de Transporte de Francia.

Los barcos franceses y brasileños tienen apenas 8 días más para hallar las cajas del Airbus A330 que se precipitó al mar con 228 personas a bordo en la madrugada del 1 de junio, el tiempo que estos aparatos seguirán emitiendo una señal de localización.

El periódico francés Le Monde informó el lunes que los radares de los equipos franceses habían detectado unas señales muy débiles que podían ser el "toc-toc" de las cajas negras del avión, dos aparatos que comienzan a emitir sonidos en cuanto entran en contacto con el agua.

Si efectivamente el sonido hubiera correspondido a estos grabadores, habría sido un paso significativo en la búsqueda de respuestas al misterioso accidente del vuelo AF447, que hasta ahora ha resultado poco fructífera.

Pero el entusiasmo generado por la información de Le Monde se desvaneció ayer cuando una fuente del ministerio de Transportes de Francia, que no se identificó, indicó que los submarinos sí habían captado señales, pero éstas no provenían de las cajas negras.

Una portavoz de la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA) explicó que los equipos pueden detectar muchos sonidos distintos procedentes de las profundidades.

Las cajas negras, que tienen el tamaño aproximado de una caja de zapatos, contienen información clave sobre qué fue lo que pasó al avión y qué se dijo en la cabina de los pilotos en los últimos momentos. Emiten un pulso electrónico cada segundo, conocido como pinger. Debido a las condiciones del lecho marino en la zona donde se realiza la búsqueda, estos aparatos podrían encontrarse entre 800 metros y 4.500 metros de profundidad. Las corrientes y el terreno submarino escarpado dificultan la búsqueda.

Las cajas negras tienen una batería que dura solamente un mes y los expertos han dicho que es muy poco probable encontrarlas después del 1 de julio.

Por otra parte, continúan descubriéndose pedazos del avión flotando sobre el océano a unos 1.100 kilómetros de la isla brasileña Fernando de Noronha, aunque no se han encontrado nuevos cuerpos. Hasta ahora, las autoridades brasileñas hallaron 50 cadáveres, 11 de los cuales han sido identificados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios