El Papa aboga por que los gitanos dejen de sufrir "vejaciones"

  • Benedicto XVI recibe en audiencia a más de 2.000 representantes romaníes

El papa Benedicto XVI hizo ayer un llamamiento para que el pueblo gitano "nunca más" sea objeto de "vejaciones, de rechazo o de desprecio", al recibir en audiencia a cerca de 2.000 representantes del pueblo romaní por primera vez en el Vaticano.

En el encuentro, organizado en el marco de la conmemoración del 150 aniversario del nacimiento del beato español Ceferino Giménez Malla, alias El Pelé, el primer gitano elevado a la gloria de los altares, el Pontífice recordó cómo a lo largo de la historia los gitanos han conocido "el sabor amargo de la no acogida" y de la "persecución".

"La conciencia europea no puede olvidar tanto dolor", señaló Benedicto XVI, quien subrayó que la historia del pueblo gitano "es compleja y, en algunos períodos, dolorosa", con episodios como las persecuciones sufridas durante la Segunda Guerra Mundial.

Asimismo, reconoció que persisten "problemas graves y preocupantes" como por ejemplo "las relaciones, con frecuencia, difíciles" con las sociedades en las que residen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios