Rusia retira la recomendación a sus ciudadanos de evitar viajar a España

  • Los ministros de Sanidad de los 193 países miembros del organismo debaten en Ginebra cómo encarar la epidemia · La OMS insiste en que hay motivos para seguir preocupados por el virus de la gripe A

La viceministra rusa de Salud, Veronika Skvortsova, confirmó ayer que su país no va a recomendar a sus ciudadanos que dejen de viajar a España a causa de la gripe AH1N1. "Lo confirmamos, no vamos a decir a nuestros ciudadanos que no viajen a España", aseguró Skvortsova.

El jefe del Servicio Epidemiológico de Rusia, Guennadi Onischenko, recomendó a los ciudadanos rusos abstenerse de viajar a España debido a la gripe A. Al conocer la noticia, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, pidió una entrevista con Skvortsova para solicitarle retirar la medida. El encuentro tuvo lugar ayer y la petición surtió efecto. "La ministra se ha quedado satisfecha con la explicación de que no existe ningún riesgo, de que no hay ningún motivo que justifique mantener la recomendación", explicó Jiménez. "Le he explicado nuestro sistema de salud pública y ha entendido que la respuesta española ha sido la adecuada".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió ayer ante los ministros de los estados miembros, reunidos en Ginebra para analizar el peligro de una pandemia de nueva gripe, en que hay razones para estar preocupados, aunque muchos países pidieron al organismo que modifique el sistema de alerta para no crear un pánico innecesario. En la primera jornada de la Asamblea Mundial de la Salud, en la que se decidió mantener la fase de alerta 5 (sobre 6), la directora general de la OMS, Margaret Chan, recordó que los virus son "impredecibles", al referirse al A/H1N1, que ya ha infectado a 8.829 personas en 40 países, con 74 fallecidos.

Aún reconociendo que el sistema de alerta ha sido efectivo para que se adopten medidas de contención, fueron muchos los llamamientos para que se tengan en cuenta más factores que la extensión del virus por el mundo a la hora de elevar la fase de alerta al nivel máximo, el 6, desde la fase 5 actual. Países como Reino Unido, Japón o China, a los que se sumó México opinaron que la OMS debe ser "flexible" en la declaración de las fases de alerta, y tener en cuenta si la enfermedad es leve o grave.

El ministro mexicano de Salud, José Ángel Córdova pidió la creación un fondo de compensación para ayudar a los países "que notifiquen de manera oportuna posibles eventos de salud pública de importancia internacional, como una manera de cooperar en materia sanitaria". Varios ministros, entre ellos los de aquellos países con más casos de gripe A, como EEUU, México, España y Japón, debatieron acerca de la situación creada por los contagios y sobre si debía subirse al nivel 6. Ello ante las sospechas de que en Japón, donde ya hay más de 130 casos, puede haber habido transmisión sostenida en la comunidad. Chan dijo que se mantenía la alerta en 5, al tiempo que la OMS tratará de dar a los países consejos e información sobre cuáles son los grupos de riesgo y qué medidas deben adoptarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios