El comité asegura que el cierre de Garoña sería un "caos" para el entorno

  • Los trabajadores de la central se concentrarán mañana frente a la embajada de EEUU para entregar simbólicamente una carta a Obama.

El presidente del comité de empresa de Garoña, Alberto César González, ha asegurado que el cierre de la central nuclear sería un "caos" para los trabajadores y el entorno de la planta. Asimismo, ha recordado que tras la clausura de la de Zorita no se ha activado medida alguna que paliara en esa zona la destrucción de empleo.

González, en declaraciones, ha asegurado que esta semana el alcalde de Zorita explicará en Miranda de Ebro (Burgos) las consecuencias que para su entorno tuvo y tiene el cierre de la planta atómica.

En este sentido, el presidente del comité de empresa de Garoña ha adelantado que "de todo lo que prometieron para crear puestos alternativos de empleo no se ha hecho nada de nada". Alberto César González ha expresado la "satisfacción" de los trabajadores de Garoña con los apoyos y solidaridad recibidos, en especial de los vecinos de los municipios del entorno de la planta, que "se han volcado con nosotros".

Por otra parte, trabajadores de la central nuclear de Santa María de Garoña se concentrarán mañana junto a la embajada norteamericana en Madrid para entregar "de forma simbólica" una carta dirigida el presidente de Estados Unidos, país en el que se ha renovado el permiso de explotación de plantas similares a la burgalesa.

El presidente del comité de empresa ha explicado que de forma paralela se ha remitido un correo electrónico con el texto de la carta a la Embajada norteamericana con la finalidad de iniciar un proceso que concluya con la entrega efectiva del escrito. González ha indicado que la finalidad de esta iniciativa es que se conozca de forma pública cómo en los Estados Unidos se ha conseguido compatibilizar la energía nuclear con las energías renovables. En este sentido, ha recordado que en el país americano se ha ampliado el permiso de explotación hasta los 60 años a cuatro centrales atómicas, una de las cuales es prácticamente idéntica a la de Garoña.

Ha explicado que se trata de una iniciativa más que se suma a otras que están en marcha, como las concentraciones frente a la planta, la marcha en bicicleta hasta Miranda de Ebro que se realizará el miércoles, la subida a varios picos de los Pirineos o la manifestación que también se llevará a cabo en Miranda de Ebro el jueves. El objetivo de todas estas iniciativas es tratar de impedir que "por un capricho político" se cierre una central que el Consejo de Seguridad Nuclear considera que puede seguir en funcionamiento hasta en año 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios