Se elevan a diez las víctimas por el temporal de lluvias

  • En la localidad murciana de Lorca han fallecido cinco personas, entre ellas una niña, mientras que otras cinco han muerto en Andalucía. En Valencia encallaron 2 buques, se cayó una noria y se desvíaron 12 vuelos.

Diez personas han perdido la vida, entre ellas una niña de 9 años, en la región de Murcia y en las provincias andaluzas de Málaga y Almería tras las intensas lluvias que durante este viernes cayeron de manera torrencial en el sureste peninsular.

Efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que participaban en el dispositivo especial desplegado con motivo de las lluvias torrenciales registradas este viernes en Lorca, han hallado el cuerpo sin vida de una mujer de unos 50 años que había desaparecido en la pedanía de La Torrecilla, concretamente en el Camino Cabalgadores.

Así, en Murcia han fallecido cinco personas mientras que otras cinco han perdido la vida en Almería en Cuevas del Almanzora, en Vera y en la localidad malagueña de Álora y en Archidona.

Efectivos de la UME han localizado esta sábado, junto a un pantano de la localidad de El Esparragal, en Puerto Lumbreras (Murcia), el cuerpo de un hombre, que podría ser el abuelo de la niña de 9 años fallecida por las riadas, que se encontraba desaparecido. Con este fallecido son ya diez las víctimas que se ha cobrado el temporal que descargó ayer en Murcia y Andalucía, donde además se busca a otras dos personas desaparecidas, un hombre en la zona del valle de Guadalhorce en Alora (Málaga) y una mujer de la zona de Puebla Laguna en Vera (Almería).

Además, una tercera persona ha perdido la vida al ser arrastrado su vehículo por un torrente de agua en la pedanía de Sangonera la Verde. El cadáver ha sido hallado en el interior de un vehículo. La Delegación del Gobierno en Murcia ha explicado que el hombre intentaba cruzar con su turismo la rambla del Reguerón, en la pedanía murciana de Sangonera la Verde.

En esta comunidad, además, la Guardia Civil ha hallado el cadáver de una persona en el interior de un vehículo que había caído por un barranco, en la zona de Los Arroyos, en la localidad de Caravaca de la Cruz, aunque se desconoce si el turismo fue arrastrado por el agua o la víctima llevaba varios días ya fallecida.

Otras cinco personas en Andalucía

En Andalucía, otras cinco personas han fallecido en las provincias de Málaga y Almería por causas relacionadas con las lluvias torrenciales. 

La Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil ha localizado este sábado, sobre las 12:00, el cadáver del hombre desaparecido en el municipio de Archidona (Málaga), según ha informado el delegado territorial de la Junta de Andalucía, José Luis  Ruiz Espejo. En concreto, ha sido localizado "envuelto en lodo" en el cauce del arroyo Marín, a más de dos kilómetros de donde desapareció, en la zona de Pilatos, han confirmado fuentes del Ayuntamiento. Al parecer, el cadáver de Juan Ramírez, una persona mayor que vivía sola, según la Junta; ha sido encontrado por su hijo, que estaba dentro del grupo de búsqueda que lleva desde este pasado viernes trabajando.

También se localizaron en la tarde del viernes a los cadáveres de dos personas, un hombre 71 años y su esposa, en el interior de un vehículo en Cuevas del Almanzora (Almería) que había sido cubierto por el lodo como consecuencia de uno de los torrentes de agua y barro que han castigado a la pequeña población de Rambla de Guazamara.

El servicio unificado de emergencias 112 de Andalucía y el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, han informado de que la población de Rambla de Guazamara, perteneciente a Cuevas, ha sido también especialmente afectada por las fuertes precipitaciones y los torrentes de agua y lodo. El dispositivo de emergencia había localizado, de hecho, los restos de un coche hundido en el fango, toda vez que la inspección del vehículo supuso el descubrimiento de estos dos cadáveres.

Se trata de un hombre de unos 71 años y su esposa, ambos vecinos de Águilas (Murcia), pero con una propiedad en esta pequeña población que visitaban asiduamente. Según el alcalde, el vehículo en el que viajaban habría sido "arrollado" por un torrente, motivando la muerte de estas dos personas. "Es una desgracia", ha manifestado. 

Asimismo, en esta misma provincia, otra persona, de avanzada edad, ha ingresado cadáver en el Hospital de La Inmaculada de Huércal Overa tras ser evacuada por el helicóptero Helimer 211 de Salvamento Marítimo de la azotea de un residencial ubicado en Vera Playa donde se había refugiado debido a las lluvias. Los datos apuntan a que ha sufrido un infarto de miocardio derivado de una patología previa. El 112 ha solicitado al Centro Operativo de Salvamento Marítimo (COS) la colaboración de Salvamento Marítimo para acudir en auxilio de tres personas atrapadas en la azotea de un residencial de Vera Playa. El helicóptero ha procedido a evacuar en camilla al varón fallecido hasta el hospital y, posteriormente y tras repostar, ha regresado a la zona para el traslado de las otras dos personas afectadas.  

Además, una mujer ha fallecido en la localidad malagueña de Álora y otra más en Almería tras tener que ser rescatada por el helicóptero Helimer 211 de Salvamento Marítimo de la azotea de un residencial ubicado en Vera Playa, en Almería, que ha quedado incomunicado por las inundaciones.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, explicó que la mujer fallecida en Álora perdió la vida por "una inundación, una avenida de agua" que entró en la vivienda de la barriada de El Puente del citado municipio malagueño debido a la crecida del río.  El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar, ha apuntado que mientras su marido sí ha sido rescatado, ella "no ha podido sobrevivir", siendo encontrado el cuerpo frente a una puerta.  

Dos buques encallados, una noria caída, 12 vuelos desviados y 8 carreteras cortadas en Valencia

Dos buques encallados en El Saler, una noria caída en la localidad valenciana de Alzira, 12 vuelos desviados desde el Aeropuerto de Manises y tres carreteras cortadas, son algunas de las consecuencias del temporal que esta madrugada ha azotado especialmente a la provincia de Valencia. 

Las fuertes lluvias de esta madrugada dejaron 226,6 litros por metro cuadrado en la localidad valenciana de Quart de Poblet, mientras que otros municipios como Estubeny o Moixent han llegado a acumular 140 y 135,8 l/m2 respectivamente.  Los municipios de Quart de Poblet, Bétera -con 125,6 l/m2-- y Manises --con 119,8 l/m2-- han sido los que más agua han registrado en una hora, desde las 22:00 hasta las 23:00 horas de la noche. Las consecuencias de esta tromba no se hicieron esperar. En Alzira, localidad que este fin de semana acogía sus fiestas, un tornado derribó varias atracciones del recinto ferial, entre ellas la noria, y dejó a 35 personas heridas. Asimismo, 22 familias de feriantes tuvieron que pasar la noche en un hotel. 

Para subsanar los daños causados, el alcalde de Gandia ya ha anunciado este sábado que solicitará un informe al Instituto Nacional de Meteorología para que toda persona que haya sufrido desperfectos materiales en sus propiedades. Asimismo, ha avanzado que van a intentar que se declare zona catastrófica, "aunque es difícil porque para conseguir esta consideración, se deben dar una serie de parámetros", ha dicho.  Por otro lado, las lluvias también afectaron al tráfico marítimo.   Los principales problemas se registraron en Valencia, donde cinco buques se vieron afectados por el temporal, al soltarse las estachas con que se amarraban a puerto. No obstante, con la ayuda de remolcadores, cuatro de ellos consiguieron ser amarrados de nuevo y tan sólo uno fue sacado a fondear. Asimismo, otros dos buques -el Celia y el BSLE Sunrise- que se encontraban fondeando en el exterior de las instalaciones del puerto, cerca de El Saler, quedaron varados como consecuencia del viento, que afectó a sus sistemas de anclaje.  

Para ayudarles, se desplazaron hasta la zona otras embarcaciones de Castellón y Alicante, aunque no pudieron hacer nada. Las tareas de remolque han comenzado esta mañana, pero al estar los buques tan próximos a la costa, no se pueden aproximar embarcaciones para darles el cabo-guía. 

Por este motivo, han movilizado a un helicóptero, que durante el día está intentado pasar el cabo-guía a uno de los buques, el Sunrise, para que luego el remolcador tire de él. Luego se intentará con el segundo. Por ahora, la tripulación permanece dentro de las embarcaciones y está en perfecto estado.

Por tierra y aire

El tráfico aéreo también registró problemas. El Aeropuerto de Valencia desvió anoche un total de 12 vuelos, mientras que canceló otro procedente de Ibiza, según han informado en un comunicado fuentes de Aena, quienes han asegurado que en estos momentos el aeropuerto está "totalmente operativo". 

El aeropuerto se mantuvo este viernes abierto en todo momento para salidas y estuvo cerrado tan solo para las llegadas entre las 23:30 y las 02:30 horas. En total, 12 vuelos fueron desviados, 11 de ellos al Aeropuerto de Alicante y uno al Aeropuerto de Madrid-Barajas. Asimismo, se produjo una cancelación de un vuelo procedente de Ibiza. Esta afección a los vuelos de llegada repercutió en que seis vuelos de salida tuvieran que ser cancelados y tres sufrieran retrasos. 

Además, el aeropuerto ha sufrido daños en el muro exterior a consecuencia del derrumbe de dos tramos de unos 150 metros en total. En los edificios, se ha acumulado agua en algunas de las salas de la planta de llegada de la T1, la Terminal de Aviación Regional, en la terminal de Aviación General, en los aparcamientos públicos y en el túnel de salida del aparcamiento P1 hacia la A-III. Por el contrario, la sala 3 de llegadas ubicadas en la nueva T2 y el hall respectivo así como las salas de la planta de salidas, no se han visto afectadas. 

Por tierra, un total de ocho carreteras de la Comunitat Valenciana tuvieron que ser cortadas anoche debido a las fuertes lluvias. Esta mañana permanecían cortadas tres de ellas, mientras que a medio día se han podido abrir al tráfico. Asimismo, las fuertes lluvias obligaron a cortar el tramo de metro de la Línea 1 entre las paradas Campament y La Cañada, y todavía hoy los técnicos siguen trabajando en la zona. Por su parte, en la Línea 4 de tranvía, en la que se tuvo que suspender el servicio entre las paradas de Vicente Andrés Estellés hasta Mas del Rosari --ya que se inundó el tunel que hay junto a las instalaciones de RTVV--, ya se ha recobrado la normalidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios