CRÍTICA VIDEOJUEGOS

De la tragedia y el tiempo

Battlestations: Pacific | Eidos | +12 | 59.99€ | XBox360-PC

Si Woody Allen enunció en su día que la comedia era la suma de tragedia más tiempo, títulos como el presente confirman que esta tesis también puede aplicarse a la diversión a los mandos de una consola: baste con pensar en las consecuencias de que alguien decidiera lanzar comercialmente un título ambientado en la guerra de Iraq.

De igual forma colmado de controversia en el pasado, debido a las circunstancias en que ocurriera, el enfrentamiento entre EEUU y Japón durante la Segunda Guerra Mundial, alejado de los maniqueísmos propios de conflictos con otros países del Eje, tardó en ser abordado por las artes de la representación con el suficiente distanciamiento. En cine no fue hasta el esfuerzo colectivo de Tora, Tora, Tora (Richard Fleischer, 1970), casi 30 años después del ataque a Pearl Harbor, que tuvo lugar esta necesaria aproximación al abismo de catástrofes pasadas, y aún hoy cineastas del rigor de Clint Eastwood (con su binomio compuesto por Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima) se concentran en multiplicar los puntos de vista para llegar a conclusiones respetuosas con ambos bandos.

En esta estela se situó Battlestations: Midway hace un par de años, y ahora vuelve Battlestations: Pacific, ofreciéndonos, allí donde quedó inconcluso el conflicto americano-japonés, la gloriosa posibilidad de elegir el bando en que deseamos luchar, desde el plano de la pin-up reproducida en uno de los aviones. La fórmula, esta vez acompañada de unos gráficos apabullantes para Xbox360, vuelve a ser la de organizar el plan de ataque para posteriormente formar parte de él, fusionando estrategia y simulación con la versatilidad a que la saga nos tiene acostumbrados, y abriéndonos las puertas a un viaje en el tiempo que nos permitirá restaurar los acontecimientos históricos en función de nuestra participación en ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios