La mitad de los andaluces suprimirían la publicidad en la televisión pública

  • Un 49% estarían a favor de la medida, pero el 78% rechaza pagar por ello, según el Barómetro anual del CAA.

Comentarios 12

El 49,1 por ciento de los andaluces apoya eliminar la publicidad en las televisiones públicas frente a un 48,5 que no está de acuerdo, pero un 78,5 rechaza abonar una cuota para suprimirla y sólo un 18,1 sí lo haría, además de que nueve de cada diez limitaría y controlaría la cantidad y calidad de los anuncios.

Éstas son algunas de las conclusiones del informe ejecutivo del III Barómetro Audiovisual de Andalucía 2009 elaborado por el Consejo Audiovisual (CAA) dependiente de la Junta y presentado por su presidente, Juan Montabes, y la consejera Cristina Cruces, responsable de este estudio realizado a partir de 1.500 encuestas y cuyo trabajo de campo hizo Sigma Dos en enero y febrero. Montabes y Cruces han precisado que este barómetro sólo recoge percepciones" de la población sobre los medios audiovisuales y su opinión sobre lo que emiten, y ha incorporando como novedades la publicidad en los medios públicos, la Televisión Digital Terrestre (TDT) o los nuevos formatos de ocio.

Han resaltado que constata que hay "un clamor" ciudadano y una posición "bastante crítica" respecto a la publicidad, pues el 95 por ciento limitaría la cantidad de anuncios y el 93,2 controlaría su contenido, y el 60,2 ve un aumento del volumen de las pausas publicitarias, el 80 no puede leer la letra pequeña de los anuncios y el 59,1 cree que debería prohibirse la dirigida a menores. El titular del CAA ha opinado que la función de "servicio público de la televisión pública se puede cumplir con publicidad y sin ella" y que en Europa se dan las dos opciones, y sobre la implantación de la TDT ha considerado que la digitalización va a "clarificar el mapa televisivo local andaluz", donde ahora hay casi 400 cadenas locales.

Sobre la TDT y el apagón analógico, con un primer plazo para el 30 de junio ya prorrogado, otro para el 31 de diciembre y el último para abril de 2010, un 37,6 por ciento de los andaluces conoce mucho o bastante, el mismo porcentaje sabe poco o algo y el 23,9 nada, y además sólo un 62,6 ya la tiene instalada y las ventajas más citadas son que hay más canales (73,5) y la mejor calidad de imagen (55,1).

Los encuestados consideran la radio más objetiva (6,45 puntos sobre 10) que la televisión (5,93), y los de un nivel educativo más alto creen que lo medios son menos objetivos, mientras que un 75,9 piensa que la radio no trata de forma igualitaria a los partidos políticos y un 81,8% opina que tampoco lo hacen las televisiones. El 65,1 por ciento utiliza la televisión para informarse sobre la actualidad, frente al 14,2 que usa la radio, el 12,4 internet -medio que va creciendo, según Cruces, pero sobre todo para entretenimiento y ocio hasta alcanzar un 19,6%- y sólo el 7,8 por la prensa impresa.

Las cadenas de televisión que más gustan son Antena 3 (20,8%), Canal Sur (18,1) y Telecinco (12,5), y han irrumpido con fuerza Cuatro (9,6) y La Sexta (7,3); y las preferidas de radio, cuyos oyentes han crecido un 2%, son Onda Cero y la Ser (ambas un 13,2), seguida de Canal Sur (9,3).

La cadena pública andaluza, sobre todo los informativos, sale bien posicionada, pues un 63 por ciento los consideran buenos o muy buenos frente a un 10 que los valora negativamente. En cuanto a si la RTVA cumple su función de servicio público, los andaluces consideran que difunde la cultura andaluza (75,9%), da noticias cercanas (62,8), tiene una programación infantil adecuada (58,6) y transmite una imagen digna de los andaluces (68,9).

Un 84,6 por ciento de los encuestados critica que sea habitual en la publicidad utilizar el atractivo físico de la mujer como gancho, un 63 que los hombres aparezcan como profesionales de prestigio y un 57,8 que se vincule a la mujer con trabajo en el hogar y la familia.

El 58,5 ve correcta y adecuada la información sobre violencia machista, pero un 47,7 por ciento opina que la publicidad de estos sucesos favorece un aumento de los casos, además de que un 82,4 percibe un abuso de la presencia de sucesos en los informativos, un 80,8 un tratamiento sensacionalista de la confrontación política y un 48,5 un lenguaje agresivo excesivo en las emisiones deportivas.

El 51,6 por ciento es usuario de nuevos formatos, sobre todo para el ocio, como juegos, programas y música en internet, móviles, MP3 o MP4, y en general el 77,5 ve necesario regular los medios mediante un órgano con capacidad sancionadora y sólo un 26,5 conoce el CAA.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios