El error de cruzar los límites

  • 'Gran Hermano' se enfrenta a uno de los momentos más complicados de toda su trayectoria

José María no se ha pronunciado sobre los supuestos hechos y Carlota ha regresado a la casa. José María no se ha pronunciado sobre los supuestos hechos y Carlota ha regresado a la casa.

José María no se ha pronunciado sobre los supuestos hechos y Carlota ha regresado a la casa. / mediaset

La décimo octava edición de Gran Hermano no está siendo fácil. En los últimos meses el reality se ha enfrentado a multitud de críticas y a una bajada de audiencia histórica. Pero en la última semana eso ha pasado a un segundo plano. Cuando se pensaba que nada podía ir peor, el viernes de la semana pasada ocurrió en la casa un hecho insólito que ha copado toda la atención. La organización del programa anunció el sábado por la mañana que había expulsado a José María por "conducta intolerable" y que había invitado a Carlota, su pareja, a abandonar la casa por unos días. No hubo más explicaciones y esto hizo que los seguidores del formato hicieran todo tipo de conjeturas en redes sociales. Algunas apuntaban a un supuesto abuso sexual durante la fiesta que hubo en la casa la noche anterior y en la que Carlota no fue consciente de lo que ocurría. Esto hizo saltar las alarmas y tanto Telecinco como Zeppelin se encontraron ante una situación muy difícil de gestionar. Un tema tan delicado como este corre el riesgo de sobrepasar la delgada línea que hay entre limitarse a contar una información o convertirla en espectáculo. El domingo durante El Debate el presentador Jordi González fue escueto. Por "respeto a la intimidad" de los concursantes implicados la organización prefería no entrar en el suceso en profundidad. Este silencio aumentaba las críticas de la audiencia por no saber qué estaba ocurriendo y provocaba que las especulaciones crecieran. La polémica y las acusaciones vertidas en las redes hicieron que el martes el programa se viera obligado a emitir un nuevo comunicado en el que contaba que los hechos se habían puesto en manos de las autoridades pero que era falso que hubieran mostrado imágenes a la Guardia Civil. De nuevo, por "respeto a la intimidad" de los implicados, no se profundizó en lo ocurrido.

Solo quedaba esperar a la gala del jueves para ver si de una vez Jorge Javier Vázquez explicaba lo que sucedió la noche del viernes. La audiencia reclamaba una explicación porque en los últimos días se había especulado con algo tan grave que si era verdad había que darle el trato adecuado y si era mentira se estaba jugando con la imagen del concursante sobre el que estaba recayendo la culpa. Un día antes de la gala hubo un hecho que volvió a poner de relevancia el tema. Carlota volvió a la casa. Un regreso criticado por los espectadores entre el desconocimiento por lo ocurrido y la sensación de no dar la importancia que requiere a algo tan grave como una supuesta agresión sexual. El jueves lo primero que hizo el presentador al comenzar la gala fue abordar el tema. Emitieron un video en el que la concursante contaba que estaba de acuerdo con la expulsión de su ex pareja por el hecho grave y desagradable que había ocurrido. También aseguró que no iba a tomar medidas legales al respecto por el cariño que le tenía, algo que la audiencia tachó de irresponsable. Pero no quedó ahí. En lugar de dar una explicación breve y contundente el formato emitió durante media hora contenido relacionado con los hechos como las imágenes del regreso de la concursante a la casa, la conversación con sus compañeros y en plató Jorge Javier le preguntó a su madre por lo ocurrido. Algo que fue calificado por algunos seguidores de indignante. Hubo comentarios que pedían la cancelación del programa por hacer de lo ocurrido un espectáculo para conseguir audiencia. De momento José María no se ha pronunciado. Tras abandonar la casa compartió un video en el que agradecía a sus seguidores todo el apoyo, pero nada más se sabe de él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios