Caballero pasea un trofeo en una aburrida novillada

  • Cerro y Angulo, sin opciones ante un desrazado encierro de Juan Pedro Domecq en Sevilla

En una tarde en la que el escaso contenido tenía 'dormido' al público sevillano, llegó Gonzalo Caballero en el sexto con su estilo personal y cortó la única oreja de una novillada vacía de contenido por la escasa fuerza de los novillos de Juan Pedro Domecq. Resultó un encierro parejo, bien presentado, noble, aunque con esa falta de fuerza y transmisión que no dejó lucirse a los novilleros en lo que resultó ser una tarde a medias en la que sólo destacó el que cerró plaza. Tomás Angulo previamente dio una vuelta al ruedo tras pasaportar al quinto y nada pudo hacer ante su primero, y Rafael Cerro dejó constancia de sus ganas y buen hacer, aunque también sin demasiada trascendencia en los tendidos.

Más de media entrada. Novillos de Juan Pedro Domecq. Rafael Cerro, silencio y silencio tras aviso; Tomás Angulo, silencio y vuelta al ruedo tras petición y Gonzalo Caballero, silencio tras aviso. Destacó en la lidia al quinto de la tarde, El Suso, de la cuadrilla de Tomás Angulo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios