El Consejo Constitucional francés considera legales las corridas de toros

  • Los magistrados rechazan el recurso presentado por grupos antitaurinos

El Consejo Constitucional francés dictaminó ayer que la celebración de corridas de toros en algunas regiones de Francia es conforme a la Carta Magna del país, rechazando así el recurso presentado por grupos antitaurinos.

El Comité Radicalmente Anticorrida Europa y la asociación Derechos de los Animales habían planteado la supuesta inconstitucionalidad de uno de los apartados del artículo 521-1 del Código Penal francés.

En su veredicto, el máximo órgano jurídico francés explica que el primer párrafo del citado artículo reprime los malos tratos y los actos de crueldad hacia los animales mantenidos en cautividad, pero "excluye la aplicación de estas disposiciones a las corridas de toros".

Además, añade, "esta exclusión está limitada a los casos en los que se puede invocar que la tradición local se ha mantenido de forma ininterrumpida".

Esta decisión representa una enorme victoria estratégica, pues la Fiesta de los Toros en el Sur de Francia supone según el dictamen 'una tradición local ininterrumpida' totalmente intocable, pues aunque jurídicamente ya existía la norma, el Consejo Constitucional francés ha reconocido ahora su legitimidad.

Autorizada por ley, consolidada por la jurisprudencia del Supremo, inscrita en el Patrimonio Cultural francés y, desde hoy, declarada conforme a la Constitución, la Fiesta goza en Francia de un blindaje institucional insuperable. Es importante señalar que el primer ministro socialista, Jean Marc Heyraut, se ha posicionado en contra de la petición de los anti-taurinos, apoyando así al Observatorio y a la Unión.

En todo caso, ha subrayado que "la exclusión de responsabilidad penal" que se contempla en las disposiciones recurridas "solo es aplicable en las partes del territorio nacional donde está establecida la existencia de una tradición ininterrumpida y solo para los actos que emanan de esta tradición", refleja el Tribunal en la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios