Leandro y Jiménez Fortes abren a hombros el ciclo vallisoletano

  • Daniel Luque se va de vacío con los astados de los hierros de Loreto y Carlos Charro, manejables aunque dieron peor juego quinto y sexto de la suelta

GANADERÍA: Se han lidiado tres toros de Carlos Charro en la primera parte del festejo y otros tantos de Loreto Charro en la segunda mitad. Los tres primeros han sido muy manejables, ha salido bueno el cuarto y malos el quinto y sexto. TOREROS: Leandro, oreja y oreja. Daniel Luque, silencio y saludos. Jiménez Fortes, oreja tras aviso y oreja tras aviso. Incidencias: La plaza registró un cuarto de entrada en tarde soleada pero de mucho viento. Las cuadrillas guardaron un minuto de silencio al término del paseíllo en recuerdo del empresario, ganadero y apoderado José Luis Marca, fallecido esta mañana en Sevilla. Bonifacio Martín Blanco y José Luis Hernández "Zuri", de la cuadrilla de Jiménez Fortes, se desmonteraron en el tercer toro al colocar buenos pares de banderillas.

Los diestros Leandro y Jiménez Fortes, que han cortado dos orejas cada uno, han salido de la plaza a hombros al término de la primera corrida de toros de la Feria de la Virgen de San Lorenzo, celebrada en la tarde de ayer en Valladolid.

El primer toro, de Carlos Charro, cinqueño como casi toda la corrida fue un buen toro aunque con poco gas, de acuerdo con la información de Burladero. Leandro tuvo detalles pintureros y le dio dos buenas tandas por el derecho, bajó algo por el izquierdo y lo más resaltable fueron unas manoletinas finales. Mató de estocada baja y paseó una oreja.

El segundo, también de Carlos Charro, fue pitado en el arrastre, siendo un toro flojo y manso con el que no se acopló Daniel Luque, torero a quien no se le ha visto a gusto ayer en Valladolid. Dio derechazos sin ligar y sobresalieron algunos buenos naturales. Para matar se tuvo que ir tras el toro hasta la puerta de toriles y mató de estocada trasera.

Muy valiente Jiménez Fortes en su presentación en Valladolid con el tercero, un toro que mostraba codicia al principio pero que fue a menos. Lo toreó muy quieto de capote y le ligó unas chicuelinas muy ajustadas en el quite rematadas con revolera. Se desmonteraron Zuri y Curro Vivas tras las banderillas. Bonito comienzo de faena, lo llevó todo el tiempo muy toreado y con la muleta en la cara. Lo toreó por ambos pitones con quietud y sufrió un revolcón en la cara del toro que pudo haber sido serio, con el pitón apuntándole al cuello. Terminó con manoletinas y paseo una oreja.

El toreo que exhibió Leandro con el segundo de su lote, de Loreto Charro, no fue el toreo de bella estética que normalmente atesora. Al toro había que mandarle, era un toro bravo que pedía mando, y Leandro insistió a base de voces, plantando la muleta y porfiando, sacando pases sin ligar. Mató de estocada y paseó una oreja. Mención especial el brindis a José María Manzanares que salió a recogerlo al ruedo.

Muy malas intenciones el quinto de la tarde. Ya avisó en banderillas y lo mostró en la faena de muleta a un Luque que tragó miradas y amagos, toreando principalmente con la mano izquierda sin posibilidad de lucimiento, en distancias muy cortas. A todo ello se unió un viento molesto. Mató Luque de algo más de media y sonaron palmas que se convirtieron en ovación, obligándole a saludar. Algún pito para el toro

El sexto de la tarde era un toro alto con el que Jiménez Fortes se empleó. Era remiso a embestir y el torero lo citaba con la muleta adelantada. En un palmo le hizo todo, sin enmendarse. Valiente otra vez ante la embestida corta del toro. Para recordar un par de naturales magníficos, lentos y un pase de pecho. Luego circular invertido, cerquísima. Mató de estocada algo contraria y paseó una oreja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios