Puerta Grande de Salvador Cortés en la plaza de Burgos

  • El diestro de Mairena del Aljarafe cortó una oreja a cada uno de sus enemigos · César Jiménez, un trofeo; Fandiño, de vacío

El torero sevillano Salvador Cortés cortó ayer dos orejas, una a cada uno de sus enemigos, y salió a hombros en el tercer festejo de la Feria de San Pedro y San Pablo de Burgos. Entretanto, César Jiménez obtuvo un trofeo e Iván Fandiño se fue de vacío.

Se lidiaron cuatro toros de la ganadería de Martín Lorca y dos de Torrestrella, en segundo y cuarto lugar. El primero de Martín Lorca fue devuelto a los corrales y sustituido por otro de la misma ganadería. El toro lidiado en segundo lugar, de Torrestrella, fue aplaudido en el arrastre.

César Jiménez: silencio tras aviso y oreja tras aviso. Salvador Cortés: oreja y oreja tras aviso. Iván Fandiño: silencio y silencio.

Tarde nublada que fue precedida de un fuerte aguacero que no impidió el festejo. Media entrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios