Una masterclass de seguridad policial

  • La Policía Nacional muestra a más de 2.500 escolares granadinos su trabajo diario con una exhibición de varias de las unidades especiales que forma parte del Cuerpo

Numerosas sirenas, un robo con secuestro, una explosión y un gran despliegue policial inundaron durante la mañana de ayer la Plaza de Toros de Granada. Todo ello bajo la atenta mirada de más de 2.500 espectadores que, sin perder detalle, observaron todo lo ocurrido. El motivo fue la exhibición que realizó la Policía Nacional de Granada, en la que se mostró cómo se trabaja en varias de las unidades del Cuerpo.

Este evento fue organizado por la Delegación Provincial de Participación Ciudadana de la Unidad Territorial Operativa de Seguridad Ciudadana, con la colaboración de la Oficina de Prensa y Relaciones Informativas de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Granada. Gracias a esta actividad, que está incardinada dentro del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los centros educativos y sus entornos, los alumnos de 5º y 6º de Primaria y 1º de la ESO, así como usuarios de algunas asociaciones de colectivos vulnerables de 38 centros de la capital, pudieron disfrutar de esta exhibición policial.

Los alumnos y usuarios de un total de 38 centros granadinos disfrutaron de esta actividad

Bajo la premisa de que los escolares granadinos conozcan "de primera mano el trabajo diario de la Policía Nacional" dio comienzo esta 'masterclass' en la que participaron en torno a 200 agentes de distintas unidades especializadas y que contó con la presencia del subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes.

La primera en mostrar su cometido fue la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), encargada de vigilar y restablecer el orden y la seguridad ciudadana. Durante su intervención, un grupo de seis agentes motorizados mostraron su destreza con estos vehículos, simulando una intervención policial.

Tras ello, dos furgones policiales irrumpieron en el ruedo de la Plaza de Toros. Se trataba de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos antidisturbios, que realizaron una exhibición de cómo trabajan para restablecer el orden público, en la que no faltaron ni el humo, ni las armas.

Pero, sin duda alguna, el momento más esperado por todos los asistentes fue cuando se iniciaron las actividades protagonizadas por los famosos perros policía. Los Guías Caninos, que comenzaron con una exhibición de obediencia, demostraron su destreza a la hora de detectar drogas, o de defensa y ataque, así como en la detección de explosivos, actuación para la que también participó la unidad de los TEDAX -Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos-.

Durante este ejercicio, el perro detectó un paquete sospechoso, que podría ser una bomba. Al instante, se dio aviso a un TEDAX que, equipado con un traje especial, se acercó a verificar que se trataba de un artefacto explosivo.

Una vez realizada esta comprobación, el agente abandonó el lugar y entró a escena el robot con el que cuenta la unidad para manipular el paquete, que finalmente explotó. A continuación, otros dos miembros de la unidad provistos de trajes especiales para evitar posibles gases se encargaron de recoger los restos de la explosión, que después serían analizados para conocer los detalles del explosivo y así poder dar captura a su autor.

Otra de las intervenciones más espectaculares fue la de los GOES -Grupos Operativos Especiales de Seguridad-, en la que dos agentes se deslizaron por cuerdas desde la parte alta de la grada hasta el albero. Fue entonces cuando se procedió a realizar la simulación de un secuestro, con su correspondiente liberación del rehén, en la que también participó uno de los perros policía.

También mostró su destreza la Unidad de Caballería, con la que finalizó esta exhibición que fue todo un éxito para los entusiastas y curiosos asistentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios