Alemania urge a España a acudir al fondo de rescate

  • Merkel presiona para que use el mecanismo, según 'Der Spiegel', mientras el Gobierno niega rotundamente tal extremo.

Comentarios 12

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, presionó al titular español de Economía, Luis de Guindos, para que España recurra al fondo de rescate europeo, ante el temor de que no logre salir a flote por sí misma, según afirma el semanario Der Spiegel.

De acuerdo con las informaciones avanzadas ayer por la redacción de la revista, a la venta este domingo, la canciller Angela Merkel y su ministro optaron por esta vía a principios de semana. Schauble habría planteado esa posibilidad a De Guindos en su último encuentro mantenido en Berlín el miércoles. El ministro español la rechazó, con el argumento de que España será capaz de salir adelante por sus medios.

Der Spiegel sostiene, sin especificar fuentes, que Merkel y Schauble presionan a España para que recurra al mecanismo ante el peligro cada vez mayor de que un posible abandono de Grecia de la zona euro contagie a los países del sur de europa. De acuerdo con esa publicación, el gobierno alemán estima que la banca española precisará de una inyección de capital de entre 50.000 y 90.000 millones de euros.

El propósito del equipo de Merkel es que España sanee por esta vía su banca, vistas las dificultades con que se topa para financiarse en los mercados, a intereses cada vez más altos que en la semana pasada llegaron a alcanzar niveles del 6,7%.

Berlín rechaza tajantemente la posibilidad de una ayuda directa del fondo de rescate a la banca, sin pasar por los Gobiernos, en este caso el español, contrariamente a las opiniones expresadas en esa dirección desde el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE).

A pesar de ello, tanto Merkel como Schauble expresaron esta semana su confianza en las medidas adoptadas por el gobierno de Mariano Rajoy. En una intervención tras el Consejo del Báltico, el pasado jueves, la canciller pidió explícitamente confianza en las reformas estructurales del gobierno español y la estabilización de los bancos europeos y definió a España como un aliado en el camino hacia la consolidación fiscal.

En España, algunos de los principales bancos temen que la eventual intervención pública en Bankia haga que este banco quede en mejor posición que todos ellos. Es fantástico para el grupo, pero es un "agravio" contra el resto del sector, explica a Efe un directivo de banca, ya que Bankia tendrá miles de millones para protegerse de posibles pérdidas que afloren en el futuro.

Las entidades consultadas coinciden con Rodrigo Rato en que "la barra libre" ofrecida por el ministro de Economía, Luis de Guindos, para Bankia le va a permitir afrontar con mayor comodidad que sus competidores el posible deterioro de su balance.

El Gobierno niega las presiones

El Gobierno ha negado que hayan existido "presiones" del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, al titular de Economía, Luis de Guindos, para que el Ejecutivo español pida el rescate del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) . "No existen presiones", han afirmado a Efe fuentes de Moncloa. Según el semanario alemán "Der Spiegel", Schauble presionó al titular español de Economía, en un encuentro el pasado miércoles en Berlín, para que España acudiese al rescate financiero por los problemas de la banca. Las fuentes de Moncloa han indicado a Efe que la conversación entre ambos ministros fue "larga y compleja" y se centró básicamente en la unión bancaria europea y en la propuesta planteada ayer por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para la creación de una autoridad fiscal europea que armonice las políticas fiscales.

En Berlín, fuentes gubernamentales alemanas, consultadas por EFE indicaron, sin afirmar ni desmentir las informaciones de Der Spiegel, que "la decisión sobre si acudir o no al fondo de rescate es competencia exclusiva del Gobierno español". El semanario sostiene, sin especificar fuentes, que la canciller alemana, Angela Merkel, y su ministro de Finanzas presionan a España para que recurra al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), ante el peligro cada vez mayor de un contagio a otros países del sur de Europa, en caso de un posible abandono de Grecia de la zona euro.

De acuerdo con esa publicación, el gobierno alemán estima que la banca española precisará de una inyección de capital de entre 50.000 y 90.000 millones de euros.

Alemania rechaza la posibilidad de que los bancos puedan recibir directamente ayuda del fondo europeo de rescate sin pasar por los gobiernos, una fórmula por la que aboga la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y varios países, entre ellos España y Estados Unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios