El Gobierno usará el fondo de reserva de la Seguridad Social este año si es necesario

  • El secretario de Estado de Seguridad Social señala que las "tensiones de liquidez" que prevé para los próximos meses no cuestionan la viabilidad del sistema.

Comentarios 24

El Gobierno usará el fondo de reserva de la Seguridad Social este año si eventualmente se produce un desfase de tesorería que haga que su aplicación sea "conveniente y oportuna", según ha dicho el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos. En declaraciones a los medios, tras comparecer en la Comisión del Pacto de Toledo, Burgos no ha descartado la posibilidad de usarlo este año, porque "de hecho", ha dicho, el fondo de reserva ya cumple con los requisitos para ser utilizado. En este sentido, ha precisado que según las disposiciones que regulan el fondo se establecen tres semestres consecutivos de déficit "y eso ya se da", aunque no se haya utilizado.

Burgos ha reiterado que el fondo de reserva sería el último recurso, ya que "para eso está", y que, por tanto, no hay que dramatizar porque hoy por hoy no es el escenario que se plantea el Gobierno. Ha recordado que se creó precisamente por si se daban coyunturas económicas adversas y ha subrayado que, después de cuatro años de crisis, todavía no se ha usado y que se está invirtiendo en compra de deuda pública española.

El secretario de Estado ha precisado que "las tensiones de liquidez" que prevé para la Seguridad Social son los pagos de las pensiones en julio, cuando confluyen las nóminas, las pagas extraordinarias y el resto de pagas del ámbito no contributivo. En cualquier caso, ha reiterado que "eso no tiene que ver ni con el equilibrio presupuestario ni con la viabilidad del sistema", sino con la gestión ordinaria de un proceso que otros gobiernos han hecho porque tenían excedentes. Como ahora no hay excedentes, ha precisado, "eventualmente podríamos necesitar de algún apoyo de estas reservas". Sobre la posibilidad de un descenso de las cotizaciones y de una subida de los impuestos, Burgos ha dicho que la fiscalidad del trabajo está sometida a unas cargas importantes y que puede ser un estímulo reorientar esa fiscalidad, "aunque ello no debe centrarse en las cotizaciones sociales" y sí en otros elementos "que habrá que estudiar".

Para la Seguridad Social, ha explicado, las cotizaciones son los elementos "más solidos, seguros y previsibles" y por tanto "cuanto menos se toquen, mejor". En cuanto al adelanto del periodo transitorio para implantar la jubilación a los 67 años como ha recomendado la Comisión Europea, Burgos ha dicho que no le parece "adecuado" proceder a esa revisión de una norma "que ni siquiera está en vigor". La reforma de las pensiones contó con el beneplácito de la Unión Europea, ha recordado Burgos, quien ha añadido que sería deseable ponerla en práctica, algo que ya supone un "desafío para el sistema de pensiones", antes de cambiar las reglas del juego. Por tanto, en las recomendaciones hay elementos de coincidencia pero también de "discrepancia" que habrá que estudiar, ha dicho.

Según ha explicado Burgos, con datos a 25 de mayo, la rentabilidad acumulada a precio de mercado del Fondo de Reserva, la conocida como hucha de las pensiones, ha descendido al 3,82%, frente a la del 3,84% que tenía en el mismo período de 2011. Asimismo, ha agregado que los aplazamientos del pago de cuotas de las empresas a la Seguridad Social también introducen un elemento de "cierto desajuste" a la hora de establecer un flujo continuado de ingresos y gastos que permitan la sostenibilidad del sistema.

Burgos se ha referido a las nuevas previsiones demográficas y económicas de la UE y ha dicho que sitúan la sostenibilidad del sistema español en un escenario "similar o incluso mejor" que en otros países del entorno. Asi, ha añadido, la viabilidad financiera del sistema puede estar asegurada si se actúa "de forma precisa y adecuada", y para ello ha dicho que el consenso "es clave". Ha insistido en la necesidad de que la Seguridad Social se "libere" de la financiación no contributiva y ha indicado que ello, junto a la recuperación económica "que devuelva el nivel de cotizaciones a la senda que se precisa" hará que se pueda mirar el futuro con prudencia pero con satisfacción. "Gozamos de un sistema que puede recuperar con facilidad el desgaste sufrido en la crisis" y que todavía tiene "razonables fortalezas" y un fondo de reserva que tiene garantizadas las pensiones en el presente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios