La gasolina sin plomo toca su precio máximo desde julio de 2008

  • El litro se sitúa en 1,23 euros, a sólo 5 céntimos de su récord histórico · El gasóleo también alcanza su mayor cota anual · El crudo repunta aunque está un 40% más barato que entonces

Comentarios 11

El precio de la gasolina sin plomo de 95 octanos se acerca peligrosamente a su nivel máximo. El coste del litro experimentó la semana pasada, justo antes del puente de la Constitución, un encarecimiento del 2% respecto a la semana anterior y marcó por segunda semana consecutiva su máximo anual, así como el nivel más alto desde el mes de julio de 2008, según los datos publicados en el último Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

La cota actual, de 1,230 euros el litro, no sólo consolida el precio de este combustible por encima de la barrera de los 1,2 euros, sino que lo acerca al máximo histórico de 1,276 euros el litro, alcanzado durante julio de 2008, poco antes de la quiebra de Lehman Brothers y del estallido de la crisis financiera.

Por su parte, el litro de gasóleo también acaba de alcanzar su máximo anual, al marcar 1,147 euros el litro y se sitúa en niveles similares a los del segundo semestre de 2008, momento en el que el precio de este combustible caía abruptamente tras alcanzar en el mes de julio el récord de 1,329 euros el litro.

El gasóleo se ha encarecido un 1,6% durante la última semana y cuesta en la actualidad un 2,7% más que hace quince días. Este repunte ha sido seis décimas inferior al de la gasolina, cuyo precio ha subido un 3,3% en las últimas dos semanas. En lo que va de año, los precios de la gasolina y del gasóleo se han elevado un 12,9% y un 16,2%, respectivamente, y se sitúan un 15% y un 19% por encima de los niveles de la misma semana del mes de diciembre del año 2009.

Este encarecimiento de los combustibles de automoción de referencia coincide con el fuerte repunte del petróleo, cuyo precio ha subido cerca de tres dólares en una semana. El barril de Brent, de referencia en Europa, cotizaba ayer a 91,10 dólares. Sin embargo, está casi un 40% más barato que en verano de 2008 cuando alcanzó los 147 dólares.

Los precios de venta al público de los carburantes en España se encuentran, pese a estas subidas, por debajo de la media europea, según refleja el boletín de la Unión Europea.

Así, la gasolina alcanza los 1,388 euros el litro en la UE de los 27 y los 1,410 euros en la Zona Euro. En el caso del gasóleo, el precio se sitúa en 1,237 euros en la UE de los 27 y en 1,221 euros en la Eurozona.

Sin embargo, los precios de los combustibles antes de impuestos en España siguen siendo más caros que en la Unión Europea. Así, el precio sin impuestos del litro de gasolina alcanza los 0,601 euros en España, frente a los 0,564 euros en la media de los Veintisiete. En el caso del gasóleo, el coste antes de impuestos alcanza los 0,627 euros en España, dos céntimos por encima del valor medio europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios