Ibarretxe deja la política

  • El aspirante a la reelección acusa a populares y socialistas de "destruir" la identidad vasca

El lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, anunció ayer que va a abrir una nueva etapa en su vida y va a "dejar de hacer política".

Ibarretxe, en el turno de réplica del debate de investidura que eligió ayer como su sucesor al socialista Patxi López, concluyó su última intervención despidiéndose y agradeciendo el apoyo recibido: "Voy a iniciar una nueva etapa en mi vida", afirmó. El líder nacionalista añadió que cree que no le va a resultar "difícil" porque "no se me ha olvidado nunca que a los lehendakaris nos da el mismo sol y nos cae la misma lluvia que al resto de hombres y mujeres del país".

Antes de cerrar su intervención en la tribuna de oradores con un "agur" (adiós), el candidato a la reelección recordó que "aquí en nuestro Parlamento empecé a hacer política y es en donde voy a dejar de hacer política".

Horas antes, en su intervención matinal ante el pleno de la Cáma de Vitoria, Ibarretxe arremetió contra populares y socialistas. e "No es un acuerdo para construir, sino una cruzada para destruir". Con esta palabras definía la unión política entre PP y PSE en el País Vasco. Un acuerdo que, a su juicio, supone el "cambio hacia atrás" y el "triunfo de las tesis más reaccionarias del giro españolista que lidera el PP".

Durante su discurso, Ibarretxe arremetió contra ambas formaciones pronosticando que en cuanto lideren el Ejecutivo vasco declararán "inconstitucional" aquellas partes del Estatuto "que no les gusta", transfiriendo así al Gobierno central "un par" de competencias. Durante su intervención en el pleno de la investidura del lehendakari, Ibarretxe advirtió que "es fácil sumar votos para destruir", aunque apuntó que es más complicado desarrollar una política unitaria para construir, sobre todo cuando la política vasca y las decisiones futuras van a estar condicionadas y supeditadas a la estrategia de las ejecutivas del PP y del PSOE en Madrid. "La política española va a marcar el devenir de la política vasca en el futuro", auguró.

"Estamos ante un objetivo superior a preservar: el interés general de España, en palabras del señor Rodríguez Zapatero, y, por tanto, ante un intento serio de anulación de nuestra propia identidad nacional", apuntó.

Ibarretxe defendió la compatibilidad de "la identidad como pueblo" con el crecimiento económico como bienestar social y recordó que populares y socialistas vascos conformaron "el frente del no" ante iniciativas como su Plan o la Ley de Consulta. "Pero los mojones democráticos están ahí. Tarde o temprano, si queremos arreglar las cosas, habremos de retomarlos", indicó Ibarretxe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios