El Beiro empieza su gran revolución urbanística

  • La construcción de 589 viviendas, la gran mayoría de VPO, revitalizará esta zona de la ciudad

  • La urbanización en Los Mondragones conectará los barrios de La Cruz y Doctores

La 'retirada militar' está siendo lenta y por capítulos. La transformación del antiguo Cuartel de Los Mondragones en una zona urbanizada ha llevado su tiempo. Pero, tras varias tentativas infructuosas a lo largo la última década y media, Granada ya está asistiendo a la que será su gran revolución urbanística de los últimos tiempos con la creación de casi 600 viviendas sobre el suelo de las naves castrenses que se empezaron a derribar hace poco más de una semana. Los trabajos de demolición que culminarán en el mes de mayo darán paso a la excavación arqueológica previa a la urbanización del sector, cuya ejecución está prevista a partir de 2019.

En concreto, en la zona residencial de Los Mondragones se podrán desarrollar 589 viviendas, de las que 389 serán protegidas y las 200 restantes de promoción libre. Además, la operación servirá para dar respuesta a una demanda histórica del distrito Beiro, ya que se construirá un vial para comunicar dos barrios muy populosos de la ciudad como son los de La Cruz y Doctores, históricamente separados por la gran superficie que ocupaban las dependencias militares. El 'tapón' se solventará con la creación de nuevos viales, entre los que destacará la construcción de una calle paralela a la Ribera del Beiro con la que se conectará directamente la Carretera de Jaén (frente al hospital de Traumatología) y la Avenida de las Fuerzas Armadas.

En la obra urbanización de Los Mondragones, prevista para 2019, se invertirán 4,9 millones

El anuncio de la creación de cerca de 400 viviendas de VPO, la que es la bolsa de vivienda protegida más grande que se ha comprometido recientemente en Granada, se plantea como la revitalización de una zona que había perdido muchos activos en la últimos tiempos. El traslado de gran parte de la actividad hospitalaria y de la Facultad de Medicina al PTS, además de la reubicación del Hospital de la Salud en la zona Sur de la capital han minado las posibilidades comerciales y de desarrollo de un barrio que en la actualidad se aferra a la actividad del complejo municipal de Los Mondragones para contrarrestar la pérdida de infraestructuras y de inquilinos diarios.

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, visitó ayer junto al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, el Cuartel de Los Mondragones donde presenció el desarrollo de los trabajos de demolición de las antiguas naves militares, que comenzaron justo antes de la Semana Santa cuando la lluvia dio una tregua, y que se prolongarán hasta mayo.

El consejero remarcó la importancia de la remodelación urbanística que se ha iniciado en Granada en el suelo de Los Mondragones y que permitirá comunicar mejor la zona Norte de la ciudad. López destacó los cuatro elementos que "convierten esta actuación en una intervención muy atractiva y potente para la ciudad". Por una parte, según afirmó, esta operación "aportará permeabilidad entre barrios que hasta ahora estaban incomunicados, y al mismo tiempo incrementará los espacios libres de la ciudad para propiciar el disfrute de los ciudadanos, permitiendo además la construcción de viviendas, la mayor parte de ellas protegidas en una zona muy atractiva y demandada de la ciudad". Una idea sobre la que incidió también el alcalde Francisco Cuenca, quien hizo hincapié en la necesidad de revitalizar el Beiro y acometer una actuación que da respuesta a una demanda ciudadana que viene de lejos.

Los suelos de Mondragones ocupan una extensión de 87.999 metros cuadrados cuya propiedad comparten actualmente el Ayuntamiento, la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Andalucía y la Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA), adscrita a la Consejería de Fomento y Vivienda. De esos casi 88.000 metros cuadrados totales, 15.826 metros cuadrados son residenciales, mientras que el resto del terreno está destinado a equipamiento, viales y zonas verdes. Casi todo el residencial es de la Junta de Andalucía después de que en 2007, justo antes de la crisis, comprara suelo militar al Ministerio de Defensa para la construcción de viviendas VPO. Un proyecto que, sin embargo, no se ha reactivado hasta ahora. Las casi 600 casas proyectadas sobre el papel se edificarán cuando, una vez finalizada la urbanización del sector, las parcelas se pongan a la venta. Sin embargo, para llegar a ese momento previamente la Junta de Andalucía está dando dos pasos obligados: en primer lugar, se ha acometido la demolición de los antiguos cuarteles e instalaciones militares, que comenzó a mediados de marzo y tiene un plazo de ejecución total de tres meses, previsto para mayo.

La Junta está invirtiendo en los trabajos de demolición un presupuesto de 207.724 euros, en tanto que ha sacado a licitación la excavación arqueológica con un precio de 175.059 euros. Cifras que se suman a la inversión que ya realizó en 2014, por importe de 932.749 euros, cuando destinó a la habilitación de viales para el acceso a la parcela de equipamiento que ya desarrolló el Ayuntamiento en su momento. La urbanización completa de Mondragones, que la Consejería pretende iniciar en 2019, tendrá una inversión estimada en 4,6 millones de euros, que se sumarán a lo ejecutado hasta ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios