Ópera sin voces para reflexionar sobre los engaños del tiempo

Tres Premios Nacionales suman su inspiración esta noche en el Centro Federico García Lorca con la obra Siempre/Todavía, una ópera sin voces compuesta por Alfredo Aracil sobre los dibujos del diseñador y artista plástico Alberto Corazón. La voz del espectáculo la pondrá el piano del motrileño Juan Carlos Garvayo.

Este espectáculo multimedia que se estrenó en octubre de 2015 como producción del Museo Universidad de Navarra con el Centro Nacional de Difusión Musical (INAEM) y Meta/acción cuenta también con la colaboración de Simón Escudero.

"Cuando he ido a la ópera siempre me ha molestado tener que alzar la vista para leer los textos, por eso he querido que aparezcan sobre la pantalla y de ahí nació la idea de ópera sin voces", explicaba ayer Alberto Corazón, autor de las reflexiones y dibujos sobre los que se inspira la obra del compositor Alfredo Aracil.

Sus textos y dibujos surgieron durante un viaje a Damasco, hace unos 13 años. "Fue una experiencia enriquecedora en unos años donde Siria era un país tolerante con una gente amabilísima, era impensable el horror que están viviendo ahora".

Visitando el Museo Nacional de Damasco, el diseñador madrileño descubrió unos fondos extraordinarios. "Me di cuenta de que en Siria está el origen de todas las culturas mediterráneas y el origen del cálculo, de la escritura, de todo".

Esas sensaciones las fue plasmando en dibujos y en el libro Damasco Suite. "Desde Altamira, la creación artística trata de hablar del ser humano, de las entrañas y los sentimientos. Me siento más contemporáneo de un escriba que en un museo donde haya expresionismo alemán".

Sobre la pantalla se proyectarán los dibujos de Alberto Corazón con el acompañamiento solo de piano, "buscando reflexionar sobre el tiempo, las civilizaciones, los engaños".

Durante 70 minutos de concierto, Siempre/Todavía pretende destacar el patrimonio de la ciudad "más antigua del mundo" y rendirle homenaje por la situación de guerra y desolación que vive actualmente. "El museo de Damasco ha sufrido ya dos expolios, por eso viene muy a pelo decir que el tiempo no cuenta, que somos anacrónicos, que lo que está sucediendo ahora en Siria es inhumano".

Para el diseñador, esta ópera sin voces que veremos a partir de las 22:00 horas en el Centro Lorca "es una propuesta insólita para el purismo de la música clásica, de difícil comprensión y que contiene una selección de mis dibujos, porque pinto y escribo de manera compulsiva en un mismo gesto". Compartirá escenario con otros dos premios nacionales, Alfredo Aracil, que recogió el de Música hace pocas semanas, y el pianista Juan Carlos Garvayo, que lo obtuvo en 2013.

Alberto Corazón, Premio Nacional de Diseño y autor de logotipos como el de la Junta de Andalucía, Renfe, Telefónica, Mapfre, Paradores o la Once, también es el creador del logotipo del Festival Internacional de Música y Danza de Granada. "Recibí el encargo de la directora del Festival en aquellos años, Mari Carmen Palma, una mujer muy especial y sensible. Más que directora del Festival parecía la directora de un monasterio dedicado a la meditación. Me pidió que hiciera alguna propuesta y se me ocurrió inspirarme en el Palacio de Carlos V, que para mí es un lugar muy emblemático. Lo que hace que la Alhambra sea especial es la conexión entre lo nazarí de la Alhambra y el Renacimiento de Carlos V", explica el diseñador. "Lo que quería -añade- es que el logo de Granada fuera una G absolutamente renacentista, romana, una G muy potente, que transmitiera el círculo de Carlos V y con el remate de la ornamentación nazarí". Se siente orgulloso de que el logotipo del Festival de Granada perdure año tras año, "con gran alegría veo que ya es un elemento de identidad muy consolidado, un logo que permite sellar espectáculos de todo tipo, desde ballet clásico a contemporáneo, a flamenco o cualquier tipo de idea".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios