Wim Mertens, cautivador con su magia al piano

wim mertens

64 Festival Internacional de Música y Danza. Programa: 'Charactersketch, presentación del nuevo disco de 'Wim Mertens, y otros trabajos. Solistas: Wim Mertens (piano y voz). Lugar y fecha: Palacio de Carlos V, 1 de julio de 2015

El pianista y compositor Wim Mertens cautivó ayer al público asistente en el Palacio de Carlos V, al que le presentó su último trabajo Charaktersketch. Durante casi dos horas ininterrumpidas Mertens interpretó su último trabajo, y añadió algunos de sus títulos más destacados, como son La fin de la visite, Humility o The belly of an architect. Así, el Festival de Granada apuestas por otras músicas, en un intento de abrir su ámbito de actuación a otros públicos, apostando por un valor seguro.

'Hablar de Wim Mertens es hacerlo del minimalismo europeo, una tendencia que irrumpió hace medio siglo con fuerza en el panorama de la música y que ha vivido un amplio desarrollo que va desde la música cinematográfica hasta las más radiantes tendencias pop, pasando lógicamente por el mal definido y desdibujado universo de la denominada "música culta". Minimalismo es una actitud ante la creación, y por tanto resulta difícil de etiquetar o encasillar. En este sentido, Wim Mertens es un histórico del estilo, igualmente complejo de clasificar, que tras casi cuatro décadas en activo sigue sorprendiendo con producciones como su último trabajo, que presentó dentro del Festival.

En Charactersketch vemos a un Mertens íntimo, que ahonda en su estilo para ofrecer un trabajo muy personal en el que la belleza de las armonías sencillas y los motivos rítmico-melódicos en evolución se convierten en una atmósfera onírica en la que el oyente se siente transportado a otra dimensión. Desde los primeros acordes de Wegzuwünschen, pieza con la que abrió el concierto, las manos de Mertens sobre el teclado se convirtieron en un vehículo de emociones; la poderosa agilidad de sus dedos, el compensado tacto que imprime a cada nota, el juego interno de dinámicas o las sutiles modulaciones de un discurso orgánico y en continua evolución son sólo algunos de los elementos destacados de este magnífico trabajo del compositor belga. Hubo momentos destacados como Earmarked o Post and postures, en los que a la magia del piano se unió por momentos la voz del intérprete a través de vocalizaciones en un lenguaje personal e imaginario que completan el amplio espectro armónico de su música.

Junto a este nuevo trabajo, Mertens rescató sus principales temas del pasado, algunos de los cuales ya eran famosos en los ochenta del pasado siglo. Así, pudimos escuchar una selección de La fin de la visite, Humility, Iris, The custom of amok, Close cover, Struggle for pleasure o la banda sonora de The belly of an architect, película del realizador británico Peter Greenway que catapultó a la fama a Mertens, dándole desde entonces entidad propia en el universo sonoro europeo.

El directo de Wim Mertens es impactante por lo intrínseco de su interpretación y la espontaneidad de su capacidad creativa. El artista se transmuta en un vehículo de sensaciones y sentimientos, haciéndose un solo instrumento del piano junto con la voz humana en un contexto semántico propio que, sin embargo, resulta fácilmente exportable al ánimo del oyente. Fue una noche para sentirse cautivado por la magia de un artista único en su género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios