Indulto: una gracia reservada a unos pocos

  • La hermandad de la Soledad de San Jerónimo y la Agrupación de Cofradías de Salobreña han recibido este año el permiso del Consejo de Ministros para indultar a un preso

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 8 de abril a petición del Ministro de Justicia, Francisco Caamaño, un real decreto por el que se concedían 17 indultos especiales con motivo de la Semana Santa. Y dos de esas gracias especiales vienen a parar a la provincia de Granada solicitadas por la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Salobreña y por la hermandad de la Soledad y Descendimiento del Señor, de la capital.

Un indulto que se solicita en colaboración con las prisiones provinciales y fiscalías para reos que cumplan los requisitos de un indulto ordinario como el estar cumpliendo condena en la actualidad y que concurran razones de justicia, equidad o utilidad pública.

La hermandad de la Soledad de San Jerónimo ya recuperó la posibilidad de indultar a un preso el año pasado -concesión que le fue otorgada en 1928- pero unos días antes de procederse al indulto el Viernes Santo el preso reincidió y se anuló automáticamente.

Este año el preso es I.P.N., que cometió un delito contra la salud pública en 2005 e ingresó en prisión cuatro años después. Se trata de un joven granadino que en la actualidad está bajo la tutela de las autoridades penitenciarias, aunque hace una vida relativamente normal. Lleva un sistema de control telemático con el que comprueban que permanece en su domicilio entre las diez de la noche y las siete de la mañana. Le resta aproximadamente un año para terminar el cumplimiento de su condena. "Cuando recibí la noticia lo primero que pensé era si debía de arrastrar unas cadenas o algo así para obtener el indulto. Era la imagen que tenía de las películas", explicó el reo a la hermandad tras conocer la noticia.

El protocolo del indulto está ya fijado. Hoy, Viernes Santo, a la altura de la Placeta de Villamena será entregado por las autoridades a la Cofradía de la Soledad. Vestirá el hábito de la corporación pero cubriéndose el rostro con un verdugo en lugar del tradicional capirote para evitarle las incomodidades de esta prenda. Se integrará en una comitiva en la que también estará presente el pergamino que contiene el documento del indulto y que irá depositado sobre cojín oscuro que sostendrá un nazareno escoltado por dos maceros.

Esta comitiva se dirigirá a la Catedral, a la que accederá a través de la Puerta el Perdón. En el interior del templo metropolitano, en presencia de las primeras autoridades granadinas, se hará efectivo su indulto para a continuación incorporarse al cortejo y completar el recorrido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios